Domingo, 29 Abril, 2012 - 12:19

Policías Autoconvocados hicieron otra propuesta a la Ley de Seguridad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los representantes de la entidad hicieron su detallada propuesta para una ley marco a los legisladores de la provincia





Los miembros de la Asociación de Policías Autoconvocados por un Salario Justo del Gran resistencia expresaron en un comunicado que:



“POLICÍAS AUTOCONVOCADOS SOSTIENEN UNA VISIÓN DISTINTA SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE SEGURIDAD PÚBLICA”



“La Asociación de Policías Autoconvocados por un Salario Justo del Gran Resistencia, puso a consideración de los diputados provinciales una visión distinta sobre el proyecto de ley 800/2012, al sostener que el proceso debió pasar primero por discutir
la construcción colectiva de una ley de creación del sistema de seguridad pública, que definiera las bases para el diseño y ejecución de las políticas públicas de seguridad, y luego recién avanzar con las leyes complementarias”.



“La propuesta presentada frente al tratamiento del proyecto de ley de seguridad pública es la siguiente”:



“1°) Solicitamos a los señores legisladores que se mantenga en cartera el proyecto de ley 800/2012”



“2°)
Se elabore y se debata un nuevo proyecto de ley marco que defina únicamente el sistema de seguridad Pública, en el seno de la Comisión de Legislación General, Justicia y Seguridad, y si fuera necesario se proceda a crear en ella una comisión de estudio ad-hoc”.



“3°) Se proceda de la misma manera con el debate de las siguientes leyes complementarias”:



“1.
Modificación de la Ley 6906 de Ministerios”



“2.
Derogación y remplazo de la Ley 4987 Orgánica Policial”



“3.
Derogación y remplazo de la Ley 1134
del Personal Policial”



“4.
Modificación de la Ley
4681 de Foros Vecinales de Seguridad Preventiva”



“5.
Ley de creación del Observatorio sobre Violencia y Seguridad Pública”



“4°) Adherimos a los postulados de la mas amplia participación social e institucional en la seguridad pública, al control externo de la Policía,
y a los nuevos paradigmas de desmilitarización, democratización, humanización y profesionalización del cuerpo policial”.



“5°) Estamos convencidos que se deben rediscutir la identificación de los problemas a resolver y el diagnóstico,
reconociendo en toda su magnitud la crisis actual del servicio de seguridad pública, a efectos de orientar las decisiones políticas de corto y mediano plazo, que no pasan únicamente por el tratamiento del marco legal.
Oportunamente nos comprometemos a hacer conocer nuestra visión acerca del cuadro de situación actual, diagnóstico y propuestas”.



“A partir de una verdadera ley marco, se deberían debatir las demás leyes para dar forma y contenido al nuevo sistema, incluyendo las reformas en la organización policial que fueran necesarias, pero a través de un debate social abierto de cara a los ciudadanos y organizaciones intermedias, y con la participación voluntaria y libre de los propios policías”.



“Lamentablemente esto no ocurrió así, y el proyecto de ley enviado a la Cámara se elaboró sin la participación y consenso de los principales actores del nuevo sistema, y de la comunidad organizada a la que tanto se menciona en los discursos políticos cuando se habla de la reforma”.



“El proceso de elaboración, difusión y escasa discusión del proyecto de ley en cambio partió del borrador de trabajo de un consultor foráneo. Inmediatamente vino el anuncio público del Gobernador el 22 de Marzo de 2012,
y una exposición somera del proyecto a cargo del Ministro de Gobierno. El 30 de Marzo, aparentemente con algunas modificaciones en el texto original, se presentó el proyecto de ley con 166 artículos en la Cámara de Diputados”.



“La primera actividad fue una reunión a puertas cerradas en el recinto de la Cámara de Diputados el día 13 de Abril, con la presencia del consultor técnico del proyecto, donde participaron un grupo de legisladores. Y se siguió al otro día con una reunión de varios legisladores y el Ministro de Gobierno con Intendentes y Concejales de algunas localidades, en su gran mayoría pertenecientes al oficialismo, en la ciudad de Quitilipi”.



“El 26 de Abril se realizó una audiencia pública en el recinto legislativo, donde se anotaron alrededor de cuarenta oradores, aunque no se presentaron todos, donde se otorgaron 5 minutos a cada uno para que expusieran sus ponencias sin posibilidad de debate, e incorporaran por escrito las críticas y sugerencias.
No se llegó a conocer la posición de algunos actores del nuevo sistema, como el caso de los propios policías en actividad que serán alcanzados por la reforma, y la opinión institucional del Poder Judicial”.



“Solo horas después y sin tiempo para procesar las críticas y sugerencias, el 27 de Abril a la mañana se llevó a cabo una reunión extraordinaria de la Comisión de Legislación General, Justicia y Seguridad. Allí se firmaron tres despachos: uno por el oficialismo acompañado por el Frente Grande con despacho favorable al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Otro de la primera minoría con un despacho distinto proponiendo la implementación de la Policía Judicial con afectación de recursos humanos de la Policía Provincial bajo dependencia orgánica y funcional del Ministerio Público. Y un tercer despacho del bloque Libres del Sur con la modificación de algunos artículos del proyecto original y la incorporación de otros artículos, proponiendo inclusive contemplar el derecho a la sindicalización policial”.



“Este último tema vinculado con la democratización de la fuerza policial estuvo totalmente ausente del debate. Pereciera que la dirigencia chaqueña en general no quiere una policía democratizada y se abstiene de opinar sobre el particular, con la sola excepción del diputado Carlos Martínez, que se animó a tratarlo y a presentar un proyecto de ley para implementarlo”.



“Pasaron exactamente 15 días entre la primera actividad organizada en la Cámara de Diputados y la última reunión en la respectiva comisión legislativa, previo al tratamiento en el recinto que se anunció se realizará el próximo miércoles 2 de Mayo. Demasiado apuro para avanzar con la sanción a como dé lugar de un proyecto muy extenso y complejo, cuando ya se sabe que la ley no podrá ser aplicada inmediatamente. Deberán
pasar varios meses y aún años para ver concretadas las reformas a través de otras leyes, reglamentaciones y el proceso de implementación. Aunque existieron intentos de la oposición por lograr una o dos semanas más de estudio del proyecto, el oficialismo impuso su mayoría para seguir adelante con inusitado vértigo”.



“La inseguridad tiene solución, si se respetan los derechos de los trabajadores policiales”.