Domingo, 29 Abril, 2012 - 08:04

Correo de nuestros lectores
Municipalidad de Sáenz Peña: caso omiso a la Ordenanza 1389/90

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Cuando el Dr. Peche accedió a la Intendencia, en 1999, el Municipio adeudaba a sus agentes cuatro meses de sueldo y era imperioso reducir el costo laboral.

Fue necesario declarar una emergencia económica administrativa que suprimió algunas remuneraciones, como las de mayor dedicación que otorgó Lapasini, pero que no pagó y ascensos dados a diestra y siniestra al personal sin que hayan sido homologados por el Concejo.



Pero en el segundo mandato iniciado en Diciembre de 2003, la Municipalidad tuvo un giro de 180º en sus finanzas, producto de la recuperación económica en términos generales de todo el país y en especial porque mejoraron sustancialmente los ingresos de coparticipación, que mensualmente recibe nuestra Comuna. Esto permitió la ejecución de la histórica obra pública, pero se hizo poco y nada con respecto a las remuneraciones del personal. Se recurrió primero, a las remuneraciones denominadas “Incentivo productivo”, ostentoso nombre dado a los conocidos “Pagos en negro” que no se acumulaban a los básicos, incrementos estos que, no solo evitaron en principio el pago de las cargas previsionales, lo que perjudicaba a las futuras jubilaciones, sino que también afectó a la clase pasiva municipal, que no recibió el consecuente incremento. Esto se agravó cuando se dispuso incrementos de montos fijos, como el de $ 40,- dispuesto por la Ordenanza 5035, aplicado al básico de cada categoría, obviando y haciendo caso omiso lo dispuesto en la Ordenanza 1395 de 1990 aún vigente, que dispone que “…todo incremento, que se incorpore al básico de la Categoría 1, los que correspondan a las restantes categorías, deberán determinarse
respetándose las diferencias porcentuales entre categorías…” y se refería a la escala salarial vigente según la Ordenanza 1389/90. Esta norma legal preserva las diferencias entre categorías a los fines de evitar el estrechamiento escalafonario y fue increíble entonces, que el Concejo de esa época, (Por –obediencia- debida a Peche) no haya tenido en cuenta esa norma y haya archivado un recurso de revocatoria, presentado oportunamente por un agente municipal de planta.



En la actualidad el Intendente Cipolini ha dispuesto un incremento del 21%, que se hará efectivo en tres cuotas a partir del corriente mes, pero mantiene las escalas salariales sin respetar la mencionada Ordenanza 1395. O sea que la gestión de la Alianza no ha variado su política perjudicial para el personal municipal en actividad y al personal
jubilado.



La gran mayoría de los agentes municipales, consideran exiguo este aumento, por la razón precedentemente citada y por que el Concejo en el pasado mes de Diciembre voto un incremento del 18% y ahora también se ve favorecido por el 21% recientemente acordado por el Intendente, razón por la cual el sector político del Municipio, recibe incremento de haberes por un total del 39%, contra solo el 21% del personal de planta.



También se sostiene que si en Diciembre de 2011, se hubiese aplicado a la escala de remuneraciones lo dispuesto en la Ordenanza 1395, no hubiese habido necesidad de que los concejales se incrementen las dietas.



Otro de los argumento de los empleados de planta es de que, si hay presupuesto para crear nuevas secretarias de Gabinete y demás cargos políticos, también debe haber para el personal de planta, dado que cuando asumió Peche había mas de 900 agentes y ahora solo quedan un poco más de 500



Sin embargo, cabe destacar que el Concejal Fabián Comiso ha presentado en Diciembre de 2011, un Proyecto de Ordenanza, promoviendo que la escala salarial contemple la diferencias porcentuales entre categorías, según la Ordenanza 1395, lo que daría una positiva reivindicación al personal del Municipio, pero hasta el presente, el oficialismo aliancista no da el tratamiento, que el proyecto de Comiso merece, continuado así la política perjudicial para el personal municipal iniciada por Carim Antonio Peche.



(*) DNI Nº 7.900.150 - Pcia. Roque Sáenz Peña (Chaco).