Viernes, 27 Abril, 2012 - 17:30

Nuevo operativo de los yaguaretés
Otra topadora bloqueada por Greenpeace

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Fue en un camino limítrofe entre Santiago del Estero y Chaco, al norte del Parque Nacional Copo.





Activistas de Greenpeace bloquearon otra topadora cuando era transportada en un camión hacia otra finca cercana.



Los activistas, caracterizados como yaguaretés, se montaron en motos y areneros y detuvieron al camión que transportaba la topadora en el camino que divide las provincias de Chaco y Santiago del Estero, al norte del Parque Nacional Copo.



Tras detener la marcha del camión, inhabilitaron a la topadora con una espuma especial y desplegaron un cartel con la leyenda “Capitanich: Basta de desmontes. Salvemos al Impenetrable”.



“El gobierno del Chaco es el responsable de este desastre ambiental, ya que autorizó desmontes que violan la Ley de Bosques. Estamos monitoreando todo El Impenetrable y bloqueando las topadoras que encontramos arrasando con los bosques”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.



“Los desmontes para ganadería intensiva autorizados en El
Impenetrable claramente violan la normativa nacional. Las topadoras dejan muy pocos árboles en pie y eliminan todo el bosque bajo, que es el sustento de la mayoría de la fauna chaqueña”, afirmó Giardini.



Desde la organización ambientalista señalan que el Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de la provincia de Chaco clasifica a los bosques de “El Impenetrable” en la Categoría I (rojo) y la Categoría II (amarillo), que no permiten desmonte. Sin embargo, se autoriza la aplicación de sistemas silvopastoriles para ganadería intensiva, “que claramente violan la Ley nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos”, sostienen.



“El Plan Ganadero Chaco tiene por objetivo duplicar el stock ganadero para el año 2015 y pasar de las 2.600.000 cabezas actuales a 5 millones. El avance de la ganadería intensiva puede implicar, en el mediano plazo, la fragmentación y desaparición de gran parte de El Impenetrable, un valiosísimo ecosistema forestal que abarca cerca de 4 millones de hectáreas de la región chaqueña semiárida y que alberga especies seriamente amenazadas como el yaguareté, el tatú carreta, y el oso hormiguero”, agregó Giardini.