Miércoles, 25 Abril, 2012 - 10:36

Según centro de estudios CEDER
La ayuda que solicita el campo representa sólo el 13,2% de lo que aportó en retenciones en 2010-2011

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Diputados tratan créditos por $ 200 millones para paliar la crisis por la sequía. También hay una iniciativa que solicita subsidios no reintegrables.

El proyecto que impulsa el oficialismo apunta a la constitución de un fondo fiduciario de administración de asistencias económicas y garantías para el sector primario provincial”. El de la Alianza propone otorgar subsidios no reembolsables a pequeños y medianos productores, por $ 180 millones: la bancada lo considera complementario del anterior.



Un relevamiento del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CEDER) indica que la asistencia para mitigar las pérdidas sufridas por el sector -cercana a los $ 200 millones-, representa el 13,20% de los aportes que realizó el campo en concepto de retenciones en la campaña agrícola del año pasado.



Mario Olivero, Director de CEDER, comparó el monto de asistencia solicitado con lo aportado por este sector en concepto de retenciones. “Considerando la producción de soja, girasol, sorgo y maíz en la provincia del Chaco, cultivos que representan casi el 70% del total de la producción agrícola provincial y que soportan el Impuesto a las Exportaciones Agropecuarias, el monto aportado en concepto de retenciones fue de $ 1,054 millones en 2010 y de $ 1,511 millones en 2011”.



Además de los aportes “por no menos de de $ 200 millones” para todos los pequeños y medianos productores agropecuarios declarados en emergencia y/o desastre la por sequía, Olivero asegura que se requieren créditos para las cooperativas agropecuarias y comercios afines al sector, para la continuidad en el desenvolvimiento de sus actividades afectadas por la emergencia agropecuaria.



“En el pasado reciente, cuando el país atravesaba por difíciles circunstancias, al campo se le pidió que aportara lo suyo a través de las retenciones sufriendo sucesivos aumentos de alícuotas. Es decir que han estado expuestos a las necesidades de caja del Gobierno. Hoy, ante la acuciante sequía que afectó y provocó fuertes pérdidas, el sector productivo, principalmente los pequeños y medianos productores, solicitan recursos para mitigar la difícil situación por la que están atravesando y poder
continuar en la actividad”, finalizó.