Martes, 24 Abril, 2012 - 15:17

Destruyeron cubierta en más de 30 unidades y rompieron dos parabrisas
Peligra el servicio nocturno de colectivos por atentados contra unidades

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El empresario del transporte Carlos Sartori, indicó a DiarioChaco que mañana se reunirán con empresarios para decidir que medida implementar.

Según denunciaron empresarios del sector del transporte de pasajeros de Resistencia en las últimas horas del lunes y las primeras del martes en distintos sectores de la ciudad han esparcido clavos tipo “miguelitos”. Esto afectó a varias unidades de colectivos que salieron de circulación. Asimismo dos nuevos atentados se registraron en la noche de este martes, que afectó a dos unidades de la línea 3 y 5 a las cuales le rompieron los parabrisas.



En contacto con DiarioChaco, Carlos Sartori, empresario transportista, que explota el servicio de la línea 3 y 5 no sólo fueron afectadas unidades de sus empresas sino que también de la línea 8 de Micro Bus y de ERSA.



“En el caso de nuestras unidades, han dejado de funcionar circunstancialmente, pero una vez que ya fueron repuesto volvieron a prestar servicio. Es decir que en el caso de nuestras líneas no han dejado de funcionar, sí en el caso de ERSA, las unidades salieron de servicio”



REUNIÓN CON EL DIRECTOR DE TRANSPORTE PROVINCIAL

En la tarde de este martes, los transportistas se reunieron con Marcelo López, director de Transporte de la provincia a quien expresaron su preocupación por los atentados sufridos en las últimas horas y exigieron garantías de seguridad para prestar el servicio.



El empresario Sartori explicó a Diario Chaco que mañana tendrán una reunión con los titulares de las otras líneas de servicio de transporte público de pasajeros en la que determinarán si continúan prestando el servicio en horario nocturno.



"Si no tenemos garantizadas las medidas de seguridad para que funcione el servicio, no vamos a arriesgar la vida de los choferes", aseguró Sartori.



Asimismo indicó que tampoco hubo acuerdo en cuanto a la implementación de máquinas expendedoras de boletos, dado que desde el Gobierno ven como única alternativa la utilización del sistema SUBE, y los empresarios locales -sin embargo- sostienen que para que ese sistema funcione en el Chaco deberá transcurrir al menos dos años.



Según señaló Sartori el problema radica, fundamentalmente, en que la UTA exigirá que a partir del 1 de mayo los choferes dejen de cobrar y entregar boletos a los pasajeros y que el Gobierno "dice que no va a homologar, ni va a aceptar el uso de otro sistema que no sea el SUBE".