Martes, 24 Abril, 2012 - 08:47

Correo de nuestros lectores
Las obras sociales merecen un debate

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sería bueno ver sentados a la mesa para debatir el destino de la salud a los Chaqueños. Si, a todos los protagonistas.





Así las cosas y habida cuenta de los problemas graves que padecen los afiliados o los desamparados que no poseen cobertura alguna, tengan voz y voto a la hora de tomar determinaciones que van a marcar el camino a seguir en una equitativa proyección a futuro, sea cual fuere la norma que se apruebe.



Hay resultados evidentes de muchos Gremios que tienen su propia Obra Social y a pesar de los problemas económicos en esta coyuntura, brindan un servicio mucho más aceptable que el propio Instituto Provincial, ya que al tener incorporada a menos cantidad de personas, es más directa la prestación, aunque se achicaría la “Caja” del poder de turno.



Es cierto que la culpa no es del “chancho” cuando faltan los controles, pero en vez de criticar antes de tratar un tema como corresponde, bueno sería poner las reglas de antemano para luego no tener que padecer como sucede con los sufridos abuelos y sus dineros del PAMI con su ¿Obra Social?...cuyos dineros van a parar a cualquier lado, menos a donde deben ir.



El caso del INSSSEP, se reitera en la mayoría de las provincias argentinas y como prueba solo basta dialogar con los afiliados del “IOMA” en la Provincia de Buenos Aires, que en una oportunidad incorporó a su larga lista de beneficiarios a Entidades que tenían su propia Obra Social con la promesa de una mejor atención y servicio logrando el vaciamiento de las Obras Sociales de Origen y la creación de un monstruo burocrático con un suculento botín que nadie controla o no quiere controlar.



No hay que temer cuando algún Gremio intenta para sí, el control de su Obra Social, pues existen controles jurídicos para poner en marcha si algo no funciona como debe



ser y el soberano, que es el afiliado, único dueño de un Gremio, tiene las herramientas necesarias para corregir los “errores”.



Está escrito que la Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes.



Así las cosas es evidente que si creemos en nuestro espíritu democrático, también debemos otorgar la oportunidad a todos los que, habiendo logrado la representación de sus afiliados puedan ser los responsables de llevar adelante la organización de los servicios a prestar, con sus propios medios sin tener que depender del Estado para comprar una Aspirina.



No olvidemos que todas las organizaciones gremiales son entidades privadas y por lo tanto tienen derecho a contar con lo que marca la Constitución así como a respetar y hacer cumplir las obligaciones con los suyos.



Es probable que haya llegado la hora de “delegar” y no “exprimir” pues cuando las voces comienzan a levantarse en la casa del “soberano” hasta que no llega la justicia verdadera, habrá actitudes difíciles de controlar por aquello de “la unión hace la fuerza” y si es justificada ya sabemos cuánto tiempo habrá conflictos.



Aquí no se trata de aumento de sueldo, en todas estas medidas gremiales que estamos observando, seguramente está la familia de cada trabajador que ve como se está quedando cada día con menos beneficios cuando hablamos de salud y si a ello le sumamos la falta de medicamentos, de personal e insumos en los hospitales o el plus que cobran muchos médicos, se llega a una encrucijada en donde se hace indefendible y terminan los argumentos en la defensa de una Obra Social que no cubre las necesidades en tiempo y forma.



Al menos, las altas esferas gubernamentales, deberían convocar a los actores de este grave problema y sin distinción de ideologías “escuchar todos a todos”, sin olvidar que en cada disciplina laboral, habiendo cantidad de afiliados suficientes para poseer su Obra Social, tenerlos en cuenta será solucionarles algo que hoy ya es un “drama”….LA SALUD…porque en el turismo, el trabajador por ahora no está tan interesado.



(*) DNI 7788556 - Chaco