Lunes, 23 Abril, 2012 - 18:24

Una tarjeta Sube sería clave en el homicidio de Silvia Prigent

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los datos registrados allí servirían para probar que la mujer viajó sola en un colectivo rumbo a la zona donde se halló su cadáver.

Así lo revelaron hoy fuentes judiciales, que precisaron que esa prueba favorecería la situación del principal acusado Daniel Sfeir, marido de la víctima y preso por el homicidio ocurrido a fin del año pasado.



"La tarjeta fue utilizada por la señora Silvia Prigent de Sfeir, en el horario y en la línea de colectivos que la trasladó al lugar donde apareció su cadáver. Ello confirma que la víctima se trasladó por sus propios medios, y no fue forzada a ir, o trasladada por Sfeir u otra persona", afirmó el abogado de Sfeir, Rubén Jones.



El defensor añadió además que esa prueba confirmaría la versión que dio de los hechos Jorge Bini, un empleado informal de Sfeir que se confesó el autor del homicidio.



Bini fue detenido y sorpresivamente pidió declarar para revelar que mantenía una relación sentimental con la maestra, que solían citarse en el descampado donde se halló su cadáver y que aquel día discutieron porque él quería terminar la relación.





Según su versión, la mujer sacó un arma, hubo un forcejeo y un disparo le ingresó en la cabeza a la docente, provocándole la muerte.



No obstante, el fiscal Cosme Iribarren, a cargo de la pesquisa, se basó en otros indicios, como las cámaras de seguridad del partido de Tigre y San Fernando, y las interpretó como contradictorias a la versión dada por el marido.



Así las cosas, reclamó y consiguió que se dictara la preventiva de ambos involucrados.



No obstante, la defensa de Sfeir había solicitado la información de la tarjeta SUBE que utilizaba la maestra, porque la última vez que había sido vista con vida estaba en una parada de colectivo.



Jones aseguró que los resultados de ese informe "se habrían demorado", pero por considerar que son importantes para la situación de su cliente solicitó el viernes pasado que sea remitida a los jueces de la Sala III de la Cámara de Apelaciones de San Isidro, que analizan si confirman o revocan la prisión preventiva de Sfeir.



Silvia Prigent, una maestra de 50 años, desapareció el último 29 de diciembre cuando salió de su casa de San Fernando, presuntamente para "hacer compras" en la localidad de El Talar de Pacheco.



El cadáver fue hallado diez días más tarde en un descampado en inmediaciones de la ruta 26, en un paraje muy cercano al que había indicado un llamado anónimo recibido por uno de los hermanos de la víctima, que más tarde se descubrió que habría hecho Bini.

De hecho Bini, un empleado informal de Sfeir, empresario del rubro de la basura, también había sido filmado en el momento en el que fue a vender el teléfono celular de Prigent a una galería comercial.



Sin embargo, la familia de Prigent apuntó de inmediato al marido, al señalar que el empresario tenía una relación sentimental con una mujer que vivía cerca del lugar donde apareció el cadáver.



Bini fue arrestado como cómplice y poco después pidió declarar para auto involucrarse: dijo que aquel día había planeado verse con Prigent porque quería terminar la relación y que se citaron en un terreno cercano a la propiedad del esposo de la maestra, en donde habían mantenido relaciones sexuales y en medio de una discusión la mató.
Fuente: 
Agencia DyN