Lunes, 23 Abril, 2012 - 15:30

El Gobernador entregó 40 viviendas del programa "Sueños Compartidos" en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Capitanich instó a “cuidar las viviendas construidas con mucho esfuerzo” y aseguró que el Gobierno “no tolerará la venta de casa adjudicadas”.

En el barrio “Néstor Kirchner” de Presidencia Roque Sáenz Peña, el gobernador Jorge Capitanich entregó 40 viviendas construidas en el marco del programa Sueños Compartidos, completando de esa manera la primera etapa del proyecto de edificar 220 unidades habitacionales.



El total de las viviendas que se construyeron en el lugar, forman parte de una estrategia de urbanización en el sector del Ex Aeroclub de Sáenz Peña, “el cual se complementará con una segunda etapa de construcción de 148 viviendas más otras 150 adicionales”, señaló el primer mandatario.



Además, Capitanich instó a los adjudicados a “cuidar las viviendas”, en tanto que anticipó que el Gobierno del Chaco “no avalará” la venta de módulos habitacionales sociales, “porque es un delito que no se puede tolerar”.



Del acto, participaron el ministro de Infraestructura, Omar Judis; el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini; el secretario general de la Gobernación, Juan Chaquires; el subsecretario de Inversión Públicas, Hugo Atanassoff; el subsecretario de Proyectos y Programas Especiales del Ministerio de Infraestructura, Jorge Franco; el presidente del Instituto de Provincial de Desarrollo Urbano y Viviendas (IPDUV), José Benítez; el diputado nacional, José
Mongeló; y autoridades provinciales y municipales.



Las obras habitacionales y complementarias son realizadas con fondos provenientes de la Nación a través de la Subsecretaría de Obras Públicas, utilizando mano de obra local y un sistema constructivo de alta calidad, denominado EMEDUE.



Las 220 viviendas en el barrio “Néstor Kirchner”, forman parte de una estrategia de urbanización en el sector del Ex Aeroclub, y se completará con la ejecución de 148 viviendas, y un nuevo convenio por otras 150, Salón de Usos Múltiples (SUM), Centro de Gestión participación (CGP), vestuarios e infraestructura.



La ejecución del programa tiene como objetivo satisfacer las necesidades habitacionales y realizar capacitación en oficios, contribuyendo así a la reinserción social y económica de sectores poblacionales excluidos en cada una de las localidades beneficiarias.



Durante el acto de entrega, Capitanich manifestó una gran satisfacción de haber podido garantizar la continuidad del programa Sueños Compartidos. “Cuando muchos actuaron definitivamente para destruirlo, nosotros, con el apoyo de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ministro Julio De Vido, y otros funcionarios hemos logrado que el proyecto siga vigente cuando los que querían destruirlo no se daban cuenta de que estaban destruyendo puestos de trabajos de muchos de nuestros hermanos”, señaló.



En el marco del programa Sueños Compartidos hubo 1.500 obreros trabajando, cobrando salarios de convenio y “con ello, llevando el plato de comida a sus hogares”, resaltó el primer mandatario.



“Queremos apuntalar, de acá a fin de año, apuntalar la perspectiva de tener 500 viviendas construidas, con este sistema de muy buena calidad, y a su vez, con el amoblado de las unidades habitacionales”, destacó.



“VENDER VIVIENDAS ADJUDICADAS ES UN DELITO”

Capitanich instó a los adjudicatarios a “cuidar las viviendas”. “Son construidas a través de mucho esfuerzo, mediante una gran tarea de gestiones para obtener financiamiento nacional, internacional y con el recupero de las cuotas por cobrar que aportan los que recibieron las casas”, acotó.



En ese marco, fue contundente sobre las personas que comercializan las casas otorgadas. “No podemos ni vamos a permitir que vendan las viviendas adjudicadas. Esa acción es un delito que nosotros no vamos a tolerar bajo ningún punto de vista”, sentenció el primer mandatario.



“Hacemos un gran esfuerzo para construir viviendas con financiamiento nacional, internacional y con el recupero de las cuotas por cobrar que aportan los que recibieron las viviendas. Por tanto, fijamos un canon simbólico para que todos accedan a una vivienda, y no podemos permitir es que vendan las casas adjudicadas, bajo ningún punto de vista”, dijo.



“No convalidaremos ni consentiremos acciones de venta de viviendas. Es demasiado el esfuerzo que realizamos para construir un techo para nuestros hermanos chaqueños, para después tener que consentir nos usen para el beneficio de unos pocos o para la especulación inmobiliaria”, manifestó contundente.



JUDIS: “DEBEMOS TENER LA MADUREZ DE CUIDAR ESTAS VIVIENDAS”

A su turno, el ministro de Infraestructura, Omar Judis, dijo estar orgulloso de que el programa siga adelante, al tiempo que instó a los vecinos del barrio, a “continuar trabajando en comunidad para lograr más cosas para el lugar”. “Debemos tener la madurez necesaria para cuidar estas viviendas, porque fueron hechas con sus propias manos”, señaló.



“Ahora deben seguir trabajando para mejorar los servicios que ya existen en el barrio como agua, luz y la llegada del transporte público de pasajeros”, destacó.



En concordancia con el gobernador, Judis recordó que se están construyendo cientos de viviendas, las cuáles llegarían a 1.228 a mitad de año, en tanto que se esperan haber erigido unas 4.000 más al llegar a 2015.