Domingo, 22 Abril, 2012 - 18:57

Inicia este lunes
Catamarca tendrá su primer juicio por delitos de lesa humanidad

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Están imputados Luciano Benjamín Menéndez, Carlos Lucena, ex jefe de Infantería y Juan Rauzzino, ex jefe de la policía catamarqueña.



El Tribunal Oral Federal de Catamarca iniciará mañana el primer juicio oral que se realiza en la provincia por delitos de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura militar.



En el juicio se intentará de determinar la desaparición y muerte de la estudiante Nelly Yolanda Borda, el delegado sindical de SMATA Francisco Gregorio Ponce, su hermana Griselda del Huerto Ponce y su sobrino Genaro Burgos, ocurridos entre los años 1976 y 1977.



En esta causa están imputados el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, general Luciano Benjamin Menéndez, Carlos Lucena, ex jefe del Regimiento de Infantería Aerotransportada 17 y Juan Daniel Rauzzino, ex jefe de la Policía catamarqueña.



El Tribunal está integrado por los jueces Juan Carlos Reynaga, Eduardo Gabriel Casas y José Camilo Quiroga Uriburu.



El presidente del cuerpo será el juez catamarqueño Reynaga quien informó que el ex represor Luciano Benjamín Menéndez fue separado de la causa por problemas de salud.



Reynaga explicó que se juzgará "la autoría mediata", es decir que se buscará determinar la responsabilidad de "los autores ideológicos, no los autores concretos de los hechos".



La "autoría mediata" está contemplada en el Código Penal y según el presidente del cuerpo se aplica esta figura porque "la causa tendrá dos tramos y este será el primero, pues hay otras personas que están siendo investigadas y podrían ser citadas como autores concretos".



Fuentes judiciales dijeron que está previsto que declaren 51 testigos, entre ellos varios pertenecientes a la familia de la joven "Yoly" Borda.



Nelly Yolanda Borda, oriunda de la ciudad catamarqueña de Belén, tenía 29 años cuando fue reportada como desaparecida el 27 de enero de 1977.



Borda estudiaba Química en la Universidad Nacional de Tucumán y, según la denuncia, fue secuestrada de su casa una madrugada por un grupo de hombres vestidos de civil y con el rostro cubierto.



La joven fue vista en centros clandestinos de detención de Tucumán algunos días después de su secuestro. En el caso de Ponce, quien era delegado sindical de SMATA Catamarca y desapareció en abril de 1976 a los 37 años también fue visto en centros tucumanos tras su secuestro.



Meses después se produjo la desaparición de la hermana de Ponce, Griselda Ponce, el hijo de la mujer, Genaro Julio Burgos Ponce.
Fuente: 
Agencia DyN