Domingo, 22 Abril, 2012 - 08:00

Un muerto en Bahrein por protestas contra la F1

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tras el hallazgo anunciaron “tres días de cólera” (coinciden con la realización de la carrera) a causa del asesinato contra la comunidad chiíta.







"El cadáver del mártir Salah Abbas", de unos 30 años, fue descubierto cerca de Shakhura, una localidad chiita situada a cuatro kilómetros al este de Manama, donde una protesta contra el régimen fue reprimida por las fuerzas de seguridad, anunció el Wafaq, el principal grupo de la oposición, en un comunicado. El ministerio del Interior confirmó en la red social Twitter el hallazgo e informó que se ha iniciado una investigación policial.



Según un miembro de su familia contactado por la AFP, Salah Abbas fue detenido por las fuerzas de seguridad cuando participaba en la manifestación. Tras la detención, "no tuvimos noticias de él hasta el anuncio del hallazgo de su cuerpo este sábado por la mañana", declaró este pariente, que requirió el anonimato.



Según varios testimonios, decenas de manifestantes se enfrentaron durante la noche del viernes a las fuerzas antidisturbios en varios pueblos chiitas cercanos al circuito de Sakhir, convocados por el movimiento de los "Jóvenes del 14 de febrero", una coalición radical.



Los disturbios se produjeron tras una manifestación a la entrada de Karzakab, Al Malikiya, Dumistán y Sada, pueblos situados a unos kilómetros del circuito, cerca de Manama, dijeron.



Algunos manifestantes estaban encapuchados y otros llevaban sudarios con la leyenda "Soy el próximo mártir". Entre los manifestantes también se encontraban muchas jóvenes que vestían el atuendo tradicional negro.



Varios jóvenes incendiaron neumáticos en las carreteras que llevan a sus pueblos y lanzaron piedras y cócteles molotov a los policías, que a su vez dispararon gases lacrimógenos y bombas ensordecedoras.



Los manifestantes coreaban consignas hostiles al gobierno, repitiendo "¡Abajo Hamad!", en referencia al rey de Bahrein, Hamad bin Isa Al Jalifa. En los últimos días, la oposición denunció decenas de detenciones y algunos heridos en la represión de las protestas.



El movimiento "Jóvenes del 14 de febrero" prometió "tres días de cólera" coincidiendo con la celebración del Gran Premio de Fórmula 1, con el lema "No a la fórmula con sangre". La protesta chiíta en Bahréin ha motivado la retirada de una de las escuderías de la segunda sesión de ensayos libres.



Pese a todo, el príncipe heredero, Salman Ben Hamad Al Khalifa descartó la anulación de la prueba, porque, según él, "favorecería a los extremistas". Las repetidas manifestaciones, convocadas por la oposición chiita que pide reformas constitucionales en este reino dirigido por una dinastía sunita, obligaron a reforzar la seguridad del circuito de Sakhir, cerca de la capital.



Organizaciones humanitarias criticaron la celebración de la carrera en plena crisis política. Según una comisión independiente, la represión de la revuelta de febrero y marzo del pasado año provocó 35 muertos, de ellos cuatro por torturas. Amnistía Internacional cifra, por su parte, en 60 los fallecidos desde el inicio del movimiento.
Fuente: 
Infobae.