Sábado, 21 Abril, 2012 - 19:27

Cuánto gasta la nena...

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Según el relato y con justa razón, el chofer del ómnibus le dijo al pasajero que si no tenía los 20 centavos que faltaban para abonar el boleto.

Lamentablemente debía descender en la próxima parada…y así fue, el hombre con su cabeza mirando el piso, comenzó a caminar con la ilusión de encontrar alguna moneda que alguien hubiera perdido pues nadie se animó a pedirle esos 20 centavos que necesitaba.



El final de esta historia ya lo podemos imaginar…a patitas cuadra por cuadra, llegó a su casa y a otra cosa.



Ayer uno de los aviones de la flota presidencial, el Tango 010, llegó al aeropuerto de Rio Gallegos, Santa Cruz aproximadamente a las 11 de la mañana y no llevaba en su interior precisamente a la señora presidente de los argentinos…NO…allí quien descendió con una pila de valijas y era aguardada en la pista por miembros de la custodia en dos camionetas Ranger era la hija de la mandataria Florencia y… nadie mas…SI…el avión presidencial otra vez, para Ella solita, pero la historia no termina allí pues en el enorme Tango 01 ya había arribado su señora madre para (de paso y como le quedaba cerca) participar de un acto sobre la construcción de una central eléctrica en la zona.



Cuando hablamos de investiduras, ello lleva implícito las obligaciones y derechos que tiene un mandatario, pero nos referimos a quien
ocupa tal jerarquía institucional y no a sus satélites humanos como el caso de su familiar directo quien podría haber tomado un avión de “Aerolíneas Argentinas” ya que tantas bondades discursivas le regalan en sus presentaciones televisivas a la compañía estatal, que todavía pertenece a dueños españoles hasta tanto culmine el traumático juicio.



Esto me recuerda a un chiste de un sacerdote que no simpatizaba con los morochos. Un día las damas de beneficencia le llamaron al orden por sus actitudes raciales, entonces al domingo siguiente en la misa pidió perdón y dijo “a partir de hoy ya no seremos más rubios o morochos, todos seremos verdes…eso si…los verdes claritos se sentarán a la derecha y los verdes oscuros a la izquierda”.



Esto quizá sea de utilidad para comprender que para el discurso gubernamental (Nacional) todos somos iguales…pero NO tan iguales en la realidad cotidiana y si de ejemplos se trata basta con mirar la enorme cantidad de jóvenes que han sido incorporados en la administración “Oficial” bajo la protección de La Cámpora, algo que aún no se termina de entender su significado, pero con haberes que triplican al de cualquier ciudadano común que todos los días asiste a su trabajo dando gracias a Dios que aún está en el circuito laboral.



Mas duele saber que,
de los 257 diputados nacionales en el Congreso solo uno, Omar de Marchi del Partido demócrata Mendocino, presentó un pedido de informe para saber si Florencia Kirchner utilizó uno de los aviones de la flota presidencial para que la lleve desde Buenos Aires hasta Rio Gallegos al cumpleaños de una de sus amigas del secundario en el Colegio religioso María Auxiliadora.



Como es sabido y así nos tienen acostumbrados, no será esta la última vez que hagan lo que quieran y no lo que se debe hacer respetando las normas constitucionales, pero es bueno recordar que son varias las veces en las que el piloto Sergio Velázquez, amigo íntimo de la familia desde que Néstor
Kirchner era Gobernador y quien lo llevara en el Tango 01 en sus viajes, desplazando en su momento a los pilotos de la Fuerza Aérea Argentina de ese lugar, ha viajado desde Buenos Aires hasta Rio Gallegos, recorriendo en el ida y vuelta más de 6000 kilómetros para ir a buscar a la “nena” y traerla a la Capital Federal.



Cada hora de vuelo del avión Tango 010, nos cuesta a los Argentinos en promedio 4000 dólares, es decir que por mas economía que hagamos en los cálculos, la “nena” nos sale por viaje cerca de 20.000 pesos, así que al menos en esta oportunidad el grupo de aplaudidores y productores de frases ofensivas en cuanto foro de opinión exista para decir verdades, deberá abstenerse, tomar un buen trago de agua fresca y por sobre todo…reflexionar por una vez al menos sobre todo lo que hacen quienes los mandan a tratar mal a la gente que piensa diferente.



(*) Ricardo Bustos - DNI 7788556