Viernes, 20 Abril, 2012 - 20:58

La presidente minimizó la represalia de España por YPF

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidenta Cristina Fernández restó importancia hoy a la decisión del gobierno español de restringir la compra de biodiesel.

Si bien aseguró que no va a "cuestionar" la decisión, recordó el viaje de Evita a España "llevando comida a España después de la guerra civil".



"Somos gente respetuosa de la soberanía de los países y por eso somos tan celosos defensores de nuestra propia soberanía y nuestras propias decisiones", dijo para justificar así tanto la expropiación de las acciones de Repsol en YPF como la respuesta de las autoridades ibéricas.



Durante un acto realizado en Santa Cruz, Fernández de Kirchner adjudicó la decisión del gobierno de Mariano Rajoy a "la gran competitividad del biodiesel argentino" y "el bajo precio" internacional, al tiempo que sostuvo que la medida ya había sido estudiada por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.



"Esta decisión estaba siendo lobbyada (sic) y presionada hace tiempo. El biodiesel argentino es un combustible mucho más barato que el que producen los empresarios españoles", señaló la Presidenta, quien enfatizó que "estamos en condiciones de absorber esa producción que va a España en nuestro propio mercado interno".



En ese sentido, ironizó con que "si el gobierno español quiere pagar más caro el biocombustible, no sé como impactará en su economía. Es una decisión soberana y no la vamos a cuestionar", dijo.



Recordó que ella misma es "nieta de españoles, pero también peronista", y rememoró el viaje de Eva Perón "llevando comida a España después de la guerra civil", tras lo cual agradeció "a los miles y miles de españoles que hicieron llegar su apoyo no a esta Presidenta, sino a toda la Argentina".



Siempre en el mismo tema, la mandataria recordó que en el 2008, Rajoy cuestionó un eventual ingreso en España de la petrolera rusa Lucoy impulsado por Rodríguez Zapatero, en ese momento presidente del Gobierno.



"Cualquiera sea la decisión soberana que tome España, nosotros no la vamos a cuestionar", dijo, "porque es una decisión de ellos. Si quieren pagar más caro el biocombustible, es una decisión soberana y no la vamos a cuestionar".



Aseguró también que "no vamos a hacer ningún planteo a la Organización Mundial de Comercio (OMC) ni vamos a decir que están cerrando exportaciones".



"No somos así, somos gente respetuosa de la soberanía de los países y por eso somos tan celosos defensores de nuestra propia soberanía y nuestras propias decisiones", justificó.



En el plano de replicar al gobierno de Rajoy por las "represalias" frente a la estatización de YP, Cristina Fernández recordó que "es resorte de cada país tomar las resoluciones que crea conveniente" con sus recursos naturales.



Para reforzar su postura, leyó el artículo 128 de la Constitución de España que dice que todas las riquezas del país "en sus distintas formas y sea cual fuera su titularidad, está subordinada al interés general" y que autoriza a que el gobierno través de una ley "podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales".



Finalmente, pidió "tranquilidad" a los argentinos porque "estamos en condiciones de absorber la producción de 400.000 toneladas que exportamos a España e incluso 700.000 en nuestro mercado interno".



"Nunca se pongan nerviosos cuando haya una crisis de energía sino cuando ésta sobre", dijo, "porque quiere decir que no se está utilizando a nivel productivo, pónganse nerviosos cuando la energía nos sobre".