Viernes, 20 Abril, 2012 - 09:39

Correo de nuestros lectores
Todo a contramano

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El autor refiere a la situación social del país, y al estado en el que están sus ciudadanos. Y a las últimas decisiones del Gobierno nacional.

Visitantes argentinos en Paraguay o Bolivia advierten que existen en los comercios de los vecinos países, productos argentinos que se venden a un menor precio que los exhibidos en las góndolas de los comercios en Argentina.



La mercadería de nuestro país sale por la frontera y es recibida en Paraguay o Bolivia como importada, pero deja de pagar ciertos impuestos que permiten a esos comerciantes poder vender a un precio mucho menor al que lo puede hacer el empresario argentino.



Los insólito del caso, es que esos mismos productos Argentinos entre los que se destacan aceite, harinas, azúcar, fideos, etc. Después reingresan a nuestro territorio como contrabando hormiga a mucho menor precio que aquel que debe pagar un comerciante Argentino cuando lo compra directamente al Distribuidor o Fabricante nuestro.



Muchos coincidirán en que si necesitamos cambiar cualquier elemento de un automóvil, (además de conseguirlo en el acto, cosa que a veces aquí no ocurre) vamos a Paraguay quienes habitamos el litoral norte y si ocurre en el NOA haremos lo propio con Bolivia.



Párrafo aparte merece comprar en Ciudad del Este (tierra de todos, y de nadie) lugar en el que se consiguen desde neumáticos argentinos o chinos y dos veces más baratos que en Argentina, electrodomésticos, elementos de audio y TV, celulares y otras hierbas que no viene al caso mencionar y encima pagando un plus me lo llevan a la puerta de casa en menos de 24 horas.



La historia puede terminar aquí, si se convirtiera en una simple denuncia ciudadana, pero como tiene un trasfondo cruel lo que ocurre, la pregunta que nos hacemos es…¿De qué vive esa gente si cortamos el contrabando?...¿De qué viven en Bolivia si quemamos las plantaciones de Coca?...y el “De que viven” sería infinito por la cantidad de rubros no tan santos que se comercializan en nuestra Argentina. El resultado está a la vista…se vienen a vivir a nuestro país.



La prueba más evidente de la meseta económica que estamos soportando es ver los ríos y puertos. Antes era común observar barcos y chatas arrastradas por remolcadores a toda hora del día que iban o venían, prueba de que existía un cierto movimiento económico.



En las rutas del país era imposible circular por la enorme cantidad de camiones a toda hora y no podemos negar que hoy quienes transitamos alguna ruta, muchas veces hacemos kilómetros sin ver esos vehículos de gran porte como los veíamos, pero sí es común que los autos de “alta gama” los han reemplazado, prueba de la distancia considerable que se está produciendo entre los pocos que tienen mucho mas y …los muchos que tenemos cada día menos.



Hoy tenemos que festejar que creció de manera considerable la venta de automóviles usados como si ese fuera un síntoma del crecimiento económico. Para que un país esté creciendo, los comercios de todo tipo deben tener resultados positivos en sus balances mensuales que nos permitan reconocer las bonanzas por sus resultados, pero es obvio que ello no ocurre. Un comerciante amigo me dijo que el síntoma evidente del estancamiento en las ventas se produce cuando entra alguien a un negocio y lo primero que hace es preguntar ¿Cuánto vale?...y la mayoría de las ventas se están realizando con tarjetas y si es posible con muchas cuotas.



La eterna bicicleta va y viene en mi país como una costumbre, pues de otra manera es imposible comprar algo de contado y basta con ver la cantidad de motos que hay en la calle. Se venden a 12, 18 o 24 cuotas (con recibo de haberes y hasta a los que tienen planes sociales) pero hay que pagarlas y quienes realizan ese tipo de operaciones, generalmente son aquellos a los que no les sobra el dinero con el sacrificio a flor de piel todos los meses, tratando de no atrasarse en ninguna cuota porque después es imposible normalizar su situación.



A las puertas de las “financieras”, a partir del día 3 al 7 de cada mes, las colas dan vuelta a la manzana para abonar sus cuotas y están esperando que termine una operación para renovar. Eso no es crecimiento, eso es sufrimiento, saber que tienen algo que no les pertenece hasta haber cancelado todo.



Ni hablar de los que pagamos alquiler y los servicios en la misma boleta de la inmobiliaria.



Para el gobierno, cualquiera sea su signo político, es mas importante construir viviendas para aquellos que a la corta dejan de pagar sus cuotas, pero para quienes pagan mas de 2.500 pesos de alquiler no hay créditos por entender que si pagan esa cantidad es por su alto poder adquisitivo…MIENTEN…en una casa en donde se paga alquiler, existen privaciones de todo tipo para poder juntar el dinero todos los meses y no ir a vivir debajo de un árbol. Así las cosas, a los mismos que nos venden en países limítrofes la mercadería mas barata (ilegal), se les encuadra dentro de los ciudadanos con necesidades que deben ser satisfechas y tienen prioridades que nosotros NO.



Si cortan una autopista, lo hacen para pedir que les aumenten el subsidio prometido, o para que les pongan un ómnibus así los niños no van caminando a la Escuela y ni hablar de querer construirles una vivienda a más de 50 cuadras del Centro ya que eso es discriminatorio por entender que se los quiere esconder. La verdad es que cada vez entiendo menos a los gobernantes.



Los que protestan en las villas tienen en su gran mayoría acentos de otros países y me gustaría saber si en sus lugares de origen les permiten realizar todos estos atropellos pisando la letra de la Constitución. Los niños son bienvenidos al mundo…SI, siempre que les otorguemos protección, alimentos, salud, educación etc. pero me duele en el alma cuando los “políticos o comunicadores progres”, nos culpan por ser parte del problema de semejante pobreza. Como sociedad ¿que culpa tengo que a esa señora que está protestando en el piquete por ser pobre se le ocurrió traer al mundo 8 o 10 criaturitas si ya cuando tuvo dos la pobreza golpeaba sus puertas?.



Me duele mucho mas saber que la lógica no miente, que esas criaturas deberán ser protegidas por nosotros si no queremos un futuro angustiante para ellos, pero quien se hará cargo de su educación cuando en ese mismo hogar muchas veces está ausente la figura paterna, pues no podemos hacernos los distraídos negando la realidad, son muchas las Mamás que están criando solas a esos niños y por favor, no olvidemos las estadísticas del Ministerio de salud en relación a los partos de las adolescentes que han crecido en los últimos dos años un 30%.



Boudou, YPF, el ferrocarril, Papel Prensa, Ciccone (que a pesar del juicio ya empezó a imprimir billetes) el cierre de las importaciones y exportaciones, los medicamentos que aumentaron casi un 60%, en fin, toda esta pantalla de humo parece que fuera fabricada para que miremos para otro lado, lo que nos distrae todos los días un poquito mas, mientras tanto ayer fui a comprar un pedazo de queso que la semana anterior pagaba 30 pesos y ahora me costó 40 , si eso no es inflación no compré queso y me vendieron una acción de YPF.



La frutilla de la torta la pondrá el señor ex presidente Carlos Menem quien ya aseguró que en el recinto votará por la estatización de YPF.



(*) DNI 7788556 – Chaco