Jueves, 19 Abril, 2012 - 08:04

A días de la expropiación
En Washington Lorenzino participa de la Cumbre del FMI

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Economía participará de reuniones del (G-20). En la cumbre discutirán la crisis europea, y la ampliación de la capacidad prestable.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, arribará este jueves en Washington, la capital de Estados Unidos, para participar de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).



Durante la cumbre, en la que también se desarrollarán reuniones de ministros del Grupo de los 20 (G-20), la crisis internacional seguirá siendo uno de los principales temas de discusión, junto con la decisión argentina de recuperar YPF, punto sobre el que el ministro llevará adelante una férrea defensa.



Lorenzino encabezará la comitiva argentina debido a que, a último momento, la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont anunció que no asistirá al evento y que será reemplazada por José Carrera, el subgerente de Investigaciones de la entidad monetaria.



Junto con Lorenzino estarán el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino; el subsecretario de Servicios Financieros, Guido Forcieri; y la vicejafa de Gabinete del ministro, Analía Tello.



Forcieri, Carrera y Tello ya se encuentran en Washington para asistir a las previas de las deliberaciones del ministro, al tiempo que Tello acudirá también al Comité de Desarrollo el Banco Mundial, previsto para el sábado.



La agenda del ministro arrancará en horas de la tarde del jueves con la Reunión de Ministros del G-24, que contempla los intereses de los países en desarrollo, como la insistente demanda de una mayor participación en el poder de voto del organismo.



Luego, Lorenzino participará de un panel organizado por el Banco Mundial con el mexicano José Antonio Meade y el ministro de Hacienda de Uruguay, Fernando Lorenzo, en la que abordarán "los desafíos de América Latina ante la tormenta global".



Por la noche, los ministros de finanzas del G-20 realizarán una cena de trabajo, de la que participará la titular del FMI, Christine Lagarde, y muy probablemente el nuevo titular del Banco Mundial, el médico coreano-estadounidense Jim Yong Kim.



Allí se realizará la tradicional foto de familia de la última reunión los ministros del Grupo, previa a la reunión presidencial anual del G20, que tendrá lugar en Los Cabos, México, en junio próximo.



La cumbre estará atravesada por la crisis europea, la discusión por la ampliación de la capacidad prestable del FMI, donde recientemente Japón se sumó a los países -como la UE- que piden incrementar los recursos al organismos, con un aporte de 60.000 millones de dólares, y la decisión de China de ensanchar la banda de flotación de su moneda el Yuan, lo que implica una revaloración de su moneda, algo que los Estados Unidos le viene pidieron por años.



En cambio, EEUU y Canadá se niegan a realizar más aportes al FMI, que Lagarde estimó se necesitan 400.000 millones dólares (moderó su estimación respecto de enero último, cuando pedía más de 500.000 millones) para aumentar el poder de fuego, y consideran que Europa debe seguir haciendo esfuerzos.



Los emergentes, en tanto, ponen condiciones para que no todo el financiamiento vaya a parar a Europa.



Sobre el fin de semana, arrancará la Cumbre del FMI-BM propiamente dicha, con la sesión de los respectivos comités Financiero y Monetario, y de Desarrollo, que son los que marcan las políticas de los organismos.



En la víspera, Lorenzino cargó contra el FMI y su tradicional informe presentado aquí el martes, al decir que "este organismo subestima constantemente la tasa de crecimiento del PBI de nuestro país". El Fondo estimó un crecimiento para este año de 4,2%.



Lorenzino transmitirá además a las naciones presentes la importancia que tiene para el país la decisión de fortalecer la soberanía energética al haber enviado al Congreso el proyecto de Ley destinado a declarar de interés público a toda la cadena de valor del sector, y retomar el control de la principal empresa del mercado, YPF.



Lorenzino acusó a la conducción española de YPF por "la irresponsable gestión del grupo controlante Repsol ha dado lugar a una significativa caída en la producción de crudo (de 20 millones de barriles en 1998 a 11 millones en 2011), acontecimiento sin precedentes históricos similares".



La expropiación de YPF es motivo de conversación en los pasillos del FMI, alimentados por sendas tapas y notas de análisis que dedicaron los diarios como el Wall Street Journal y el Financial Times que reveló que el ex titular de Repsol, Antonio Brufau, intentó vender sin éxito y antes de la medida oficial, su participación en 10.000 millones de dólares a capitales chinos.



También los Estados Unidos y en particular el vocero de la Casa Blanca, se mostraron muy atentos a los acontecimientos sobre este tema.



Desde el Banco Mundial, en tanto, indicaron el miércoles que "no hay un modelo único en el mundo" para que los países consigan sus objetivos e independencia energética y desestimó que el organismo posea "un dogma de la manera" en las que las naciones deben organizar a su "sector energético", dijo el miércoles Augusto de la Torre, el economista jefe del Banco.
Fuente: 
Agencia Telam