Martes, 17 Abril, 2012 - 13:08

Comerciantes denuncian perjuicios por cortes en calles aledañas al Estadio Sarmiento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los empresarios volvieron a criticar la interrupción de la avenida Alvear por la realización de eventos. Sostienen que esos días no pueden trabajar y reclaman seguridad.

El presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, Sergio López indicó que “es importante tener un lugar como el del Club Sarmiento que es un estadio modelo; es importante que se hagan eventos musicales y deportivos para el disfrute de toda la población, pero no hay que olvidarse de los comerciantes y de toda la gente que trabaja en esa zona”.



López sostuvo respecto a los operativos que realiza la Policía especialmente para los espectáculos deportivos, que “se puede trabajar en la seguridad sin cortar las tres vías de acceso que tienen la avenida Alvear”.



Sugirió que “solo se corte una sola vía” de esta avenida permitiendo la circulación vehicular
y que “cuando un evento está previsto que comience a las nueve o diez de la noche que no se corte el tránsito el día entero”.



Martín Maciel es un comerciante que se encuentra dando sus primeros pasos con su local de venta de repuestos de motos con la empresa RPM, de la avenida Alvear 2002. En su esfuerzo por conseguir nuevos clientes o mantenerlos a Maciel lo perjudican los cortes de la zona aledaña al Club Sarmiento porque “no dejan pasar a nadie entonces ese día no puedo trabajar”.



“Me afecta en lo económico porque como soy una persona que recién está empezando en el comercio en el rubro de repuestos de motos, tengo grandes competencias que están fuera del límite de donde cortan las calles en esos días que hay partidos y ellos pueden trabajar normalmente y yo no”. Maciel comentó que dependiendo de los encuentros futbolísticos programados, hubo veces que el tránsito de la zona fue cortado “un día antes o dos”.



Consideró que estos cortes pueden deberse “a una falta de inversión porque se puede abrir tranquilamente una calle que está atrás –del estadio- para poder hacer otra entrada”. El socio indicó además que “el problema es que ellos tienen dos entradas sobre la avenida, entonces por eso cortan todo y además porque la policía es bastante ineficiente al ordenar el tránsito”. Observó que “atrás del estadio hay otra calle que se podría llegar a abrir y que se entre por ahí porque pareciera que es una calle vecinal donde no transita nadie”.



Eduardo Zeniquel, de Farmar, ubicado en la avenida Alvear 2084 marcó algunos puntos fundamentales: primero la pérdida económica que significa para estos comerciantes no tener clientes porque cierran todos los accesos inmediatos a la zona de este club; segundo porque deben cerrar por miedo a que les roben; tercero porque “deben pedir permisos hasta para entrar a su propio domicilio” y cuarto: reclaman que haya un policía por cada cuadra que se encargue solo de la seguridad “ya que la policía solamente está en las afueras del estadio para el control del público que ingresa al Sarmiento, mientras que no se mete si ocurre un accidente o robo”.



Comentó que “esto sucede no solo en cada partido sino también para los eventos musicales” y que “hay en promedio dos eventos por mes en el estadio Sarmiento donde nuestro trabajo comercial es nulo”. Consideró que “habría que ver la posibilidad de vallar solo una cuadra hacia los números descendentes de la avenida Alvear y dejar la otra parte de esta vía libre, que es donde se encuentran los comercios. Que vallen una sola mano no el ancho de la avenida”, marcó.



Susana Giannotti del Gym Fort (avenida Alvear 2280) comentó que se ven afectados “porque se corta el ingreso de alumnos especialmente de la zona del barrio España. Nos vemos obligados a cerrar por la gran cantidad de gente que se junta en la zona piden para entrar al baño, tomar agua. Nos perjudica especialmente cuando los eventos se realizan dentro de la semana, los días hábiles porque no lo sentiríamos si fuera un domingo por ejemplo”.



Marcó además “el riesgo que existe para todos” cuando deben cerrar porque ven que algunas de las personas que esperan para entrar al estadio consumen drogas y bebidas alcohólicas en la vereda.