Sábado, 14 Abril, 2012 - 20:55

Llego la crisis energética tras la perdida del autoabastecimiento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En 1907 se descubrió petróleo en Argentina y en 1922 el Estado fundó YPF, pero fue recién en 1988 cuando se logró el autoabastecimiento energético, es decir a 81 años de encontrar petróleo y a 66 de fundar YPF.

Cuatro años después de alcanzar la estratégica meta del autoabastecimiento energético, en 1992 el Gobierno comenzó a privatizar YPF. En 1998 el Estado vendió su último 20% de la compañía a Repsol, y en 1999 la empresa privada hizo una oferta al mercado para comprar el 80% remanente cotizando en bolsa.



Desde que el Gobierno dejó el sector energético a la suerte del libre mercado, la inversión nunca permitió incrementar los niveles de producción de petróleo, aunque sí en gas, que alcanzó un máximo en 2004, para luego también comenzar a declinar. Es cierto que el contexto recesivo de la economía desde 1999 a 2002 no fue propicio para ello, que incluso dejaba margen para incrementar las exportaciones ante el menor consumo local. Y cuando finalmente la economía comenzó a crecer en 2003, los precios internos se desfasaron de los internacionales, lo que tampoco condujo a un escenario donde el capital privado este dispuesto a asumir riesgos e invertir.



En dicho contexto, la producción de petróleo cayó un -32% desde 1998 al 2011, y la de gas un -11% pero desde 2004, ante un Estado sin estrategia energética desde los noventa, y privados sin señal de precios desde 2003. Estado ausente y privados en retirada descapitalizando el sector, la crisis energética llegó en 2011 cuando argentina perdió la condición de autoabastecimiento energético y se importó energía por u$s 3.200 millones en términos netos, la mayor parte pagado por el Estado. Este año, el déficit energético se estima en u$s6.000 millones, como piso.



La crisis energética se llevó puesto los superávit gemelos entre subsidios e importación de energía, y ahora también comienza a resentir el crecimiento económico. La necesidad de definiciones son inevitables ante la pérdida del autoabastecimiento y el costo de importar a precio internacional. La crisis energética que se anticipó por años, finalmente llegó.



Con errores y aciertos, Argentina demoró casi un siglo en lograr el autoabastecimiento energético en 1988. Pero cuando lo logra, el Estado vende YPF en sucesivas cuotas para sostener la Convertibilidad, a tiempo que delega a las provincias la propiedad del petróleo y deja a privados exportar un recurso estratégico y no renovable. Cambiar la visión estratégica que permitió lograr el autoabastecimiento en los ´80, por una de libre mercado en los `90, se sumó convivir con precios internos desfasados del contexto internacional en los `00. La dos últimas décadas pasan factura perdiendo el autoabastecimiento, los superávits gemelos y ahora va por el crecimiento económico.



En suma, Argentina tardó ocho décadas para lograr el autoabastecimiento, y sólo dos para perderlo. La pregunta es cuántas décadas tardará en recuperar nuevamente esa condición.



(*) Ramiro Castiñeira es economista jefe de Econométrica.