Sábado, 14 Abril, 2012 - 08:43

Suspenden a guardias de Obama por "fiesta" con colombianas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"El Servicio Secreto se toma las alegaciones de mala conducta muy seriamente", indicaron. Los doce agentes habrían pasado una noche descontrolada con prostitutas.

El Servicio Secreto de Estados Unidos ha ordenado el retorno de doce agentes norteamericanos que habían sido enviados a la localidad colombiana de Cartagena, donde este fin de semana se celebra la VI Cumbre de las Américas, para engrosar el equipo de seguridad del presidente estadounidense, Barack Obama por «comportamientos inadecuados», durante su estancia en Colombia, según ha confirmado fuentes internas al diario norteamericano «The Washington Post».



Aunque un portavoz del Servicio Secreto, Edwin Donovan, no ha precisado el número de agentes involucrados, ni la naturaleza de las negligencias, un exreportero del rotativo estadounidense Ronald Kessler ha cifrado en doce las personas que han sido acusadas de «comportamientos inadecuados» después de haber asistito a supestas «fiestas con prostitutas colombianas» y el presidente de la Asociación para el Acatamiento de la Ley Federal de Oficiales estadounidenses, Jon Adler, ha reconocido al menos un caso relacionado con prostitución en Cartagena.



En un comunicado, Donovan ha alegado que el tema ha sido trasladado a la Oficina de la Responsabilidad Profesional del Servicio Secreto, el departamento de asuntos internos de la agencia. «El Servicio Secreto asume seriamente todas las acusaciones de comportamientos inadecuados», indica Donovan, «estos cambios de personal no afectarán al exhaustivo plan de seguridad que ha sido preparado con antelación para el viaje del presidente».



Por su parte, Adler ha contravenido que la unidad entera ha sido retirada a causa de la investigación, "una respuesta apropiada", ha dicho, debido a «la gran gravedad de las acusaciones» que el Servicio Secreto norteamericano «necesita investigar».



Kessler ha arrojado más luz al caso y ha aclarado que acudir a servicios de prostitución constituye una falta por el Servicio Secreto, inclusive aquellas prácticas que estén aprobadas por las autoridades locales, como en Colombia, donde existen «zonas de tolerancia». Además, muchos de los agentes implicados en este escándalo están casados, ha subrayado Kessler.
Fuente: 
ABC.es