Viernes, 13 Abril, 2012 - 22:12

Congreso de Convergencia
Despouy: "Chaco pagó el precio del desmantelamiento del cordón ferroviario"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El titular de la Auditoría General de la Nación subrayó la importancia del control de la actividad gubernamental y de los fondos públicos.

El prestigioso abogado y presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) ofreció una conferencia esta tarde en Sáenz Peña ante el auditorio de Convergencia Social. Explicó el rol de la AGN y destacó sobre todo la importancia de los organismos de control de la actividad gubernamental y los fondos públicos. “La ciudadanía debe funcionar como contralor, pero no es conciente de su propio rol en relación a los organismos de control”, señaló en una entrevista a Diario Chaco.



“Busqué algunos ejemplos tangibles que tuvieron repercusión pública como el transporte ferroviario y todo el desmantelamiento del Belgrano Cargas que tuvo consecuencias directas en la economía y el abastecimiento del interior del país. Las distintas administraciones no pudieron revertir las consecuencias de esta privatización salvaje. Nuestra labor consistió en auditar cómo se hizo esta concesión irregular y cómo luego no fue corregida. Son las provincias las que pagan el precio del desmantelamiento del cordón ferroviario. El Chaco tiene que pensar que uno de los mayores daños a su economía fue producido por este desmantelamiento”.



Si acaso su aparición en el Congreso de Convergencia puede ser interpretada como un apoyo a este sector del radicalismo, Despouy descarta cualquier asociación de su presencia con la interna partidaria. “El espíritu de mi visita es el de transmitir esta experiencia con la AGN y pensando en la provincia y con la objetividad necesaria que tenemos que tener quienes cumplimos una función pública y no queremos ser instrumentos de un sector o de otro. Lo hago además porque tengo una historia con el Chaco, he sido abogado para la provincia. Respeto mucho las distintas orientaciones dentro del radicalismo. Incluso me siento identificado con un interés colectivo que también abarca a otras orientaciones”.



Poco antes de la tragedia de Once, Barletta anunció el alejamiento del prestigioso Despouy de la AGN, que presidió por 10 años. Luego de recibir un amplio apoyo partidario, el propio Despouy ratificó su permanencia en el cargo. Hoy la posibilidad de su alejamiento parece superada. “En lo íntimo haber presentado el informe de los 10 años como presidente de la AGN y el respaldo que recibí del radicalismo me llevaron a un compromiso aún mayor con este rol. Después el comité me ratificó. Todo esto me empujó a entender que la tarea de auditor que tiene muchos desafíos por delante y yo querría cumplirlos. Es una gran responsabilidad”, consideró.



También desmintió las versiones que indicaron su posible postulación como senador. “Siempre cundo las situaciones toman estado público, como por ejemplo sucedió con la Auditoría que había ya seguido muy de cerca la posibilidad de que se diera un hecho trágico que finalmente tuvo lugar, se vive una euforia de ciertos sectores por situaciones que puedan reflejarse políticamente. Pero yo me siento muy cerca de este espacio, obligado, vinculado y comprometido con esa tarea de auditor. De modo que descarto cualquier candidatura a senador”.



Despouy aborda con cautela la causa que investiga a TBA y la posibilidad de que el gobierno ponga fin a la concesión de la empresa de ferrocarriles. “Es prematuro avanzar sobre esta posibilidad. Nuestro rol tampoco es juzgar. Nosotros entregamos elementos muy actualizados que le permiten al Estado tomar decisiones y también a la justicia. En relación a los dos últimos secretarios de Transporte, que a pesar de tener en sus manos la aplicación de sanciones, sin embargo nunca hicieron nada, lo que significó un estímulo a que las empresas no respetaran las condiciones de seguridad, hay una responsabilidad política y también penal de funcionarios que incumplieron su función pública”.