Jueves, 12 Abril, 2012 - 13:14

Romero se refirió a las amenazas de bomba, repudió "toda práctica violenta e intimidatoria"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro desvinculó a las organizaciones sindicales del tema. También dijo que “toda práctica violenta” es nostalgia de un “pasado superado”.

Tras las amenazas de bombas que en forma telefónica se recibieron hoy en el Ministerio de Educación y en las direcciones regionales educativas 8, de Resistencia, y 3, de Puerto Tirol, el ministro Francisco Romero repudió “toda práctica violenta e intimidatoria, como antidemocrática y nostálgica de un pasado superado, como subcultura política profundamente rechazada por la sociedad argentina”.



El ministro de Educación, quien se encontraba en Pampa del Indio junto al gobernador Jorge Capitanich para inaugurar el edificio de la Escuela de Educación Primaria Nº 808, comentó que a las 7:10 el director de Administración, Ubaldo Núñez, recibió una llamada telefónica amenazante diciendo que: `el ministro se deje de joder con los descuentos´”. De igual tenor fueron las llamadas que se recibieron en forma simultánea empleados en la Subsecretaría de Educación y en las regionales educativas mencionadas.



Sin embargo, el ministro Romero expresó: “No hacemos juicio de valor alguno que involucre a organización sindical alguna. Quiero dejar desapartado que esta medida no se vincularía con el hecho de que hoy hay un paro docente de Federación SITECH y de ATECH”.



A la vez que dijo: “Creo que esto tiene que ver con algún individuo o un grupo de individuos que están enojados con los descuentos de haberes”. Al respecto reiteró que en varias oportunidades tanto el gobernador Capitanich como él transmitieron que “los días no trabajados iban a ser descontados”.



Por su parte, el subsecretario de Educación, Daniel Farias, quien se encontraba en el Ministerio rápidamente dio la orden de desalojar el edificio de Gobernador Bosch 99 para el resguardo del personal y de las demás personas que estaban haciendo diversos trámites.



Cerca de las 9, ante la sugerencia del oficial de la Unidad de Bomberos, comisario Víctor Cabrera, el subsecretario Farias dio la orden que los empleados, que se encontraban afuera en la vereda, se retiraran a sus casas. “El comisario sugirió que desalojáramos el lugar, si bien me aclaró que generalmente el 95% de este tipo de hechos son falsos, pero siempre está ese 5% que puede ser verdad y no podemos poner en peligro la vida de ningún trabajador y compañero” indicó el funcionario.



Mientras tanto se suspendieron todo tipo de actividades en el lugar y solamente quedaron en el edificio los bomberos para continuar revisando todo tipo de paquetes o elementos sospechosos.



El subsecretario Farias expresó que no se le puede atribuir a nadie este tipo de amenazas, porque siempre se ha atendido a todos los sectores “este es un ministerio de puertas abiertas”. Lamentó la situación vivida y el día de trabajo perdido.