Miércoles, 11 Abril, 2012 - 11:34

Capitanich indicó que a fines del 2012 los call centers inyectarán $120 millones mensuales en salario

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En una reunión con directivos de Allus, Capitanich resaltó el rol “dinamizador” de estos emprendimientos en la economía chaqueña.

La firma inaugurará en días más en Chaco una plataforma que dará 2.000 empleos. “Son más de 120 millones en masa salarial mensual que se inyectan a la economía local”, aseguró.



El gobernador Jorge Capitanich resaltó este martes el rol dinamizador de la economía provincial en que se han convertido los centros de contacto y servicios telefónicos y aseguró que el impacto local positivo que generan es “extraordinario”.



En una conferencia de prensa junto a los directivos de Allus, firma que hoy inaugura en Resistencia una plataforma de servicios en la que trabajarán 2.000 chaqueños, Capitanich remarcó la fuerte inyección financiera que significa la instalación de cuatro grandes firmas del sector en el Chaco.



“El impacto económico de los call centers en la provincia es extraordinario; nuestra meta para este año es cerrarlo con 3.900 empleos en el sector y una masa salarial de hasta $120 millones mensuales”, destacó Capitanich.



“La llegada de Allus al Chaco nos parece un hecho trascendente y nos acerca al objetivo a largo plazo que tenemos de generar 5.000 empleos en el sector de los servicios de contacto telefónico”, añadió el gobernador, quien estuvo acompañado por el ministro Sebastián Agostini y directivos de la firma.



En los últimos dos años, en Resistencia se han instalado cuatro empresas de prestigio nacional e internacional en el rubro de call center y contact center. Esta irrupción permitirá al Chaco contar –a finales de 2012- con casi 4.000 puestos de trabajo solamente en este sector.



El jefe del Ejecutivo hizo referencia también a la importancia que reviste el hecho de que la enorme mayoría de las personas que este tipo de emprendimientos toma sean jóvenes de entre 18 y 25 años, los que tienen, generalmente, su primera oportunidad laboral.



“Estamos hablando de un trabajo part-time con un salario líquido de bolsillo promedio de $3.000; esto motoriza la economía y genera un impacto positivo muy importante”, graficó el gobernador.