Martes, 10 Abril, 2012 - 07:30

Adios a las libretas
Diputados analizarán la implementación del nuevo formato de DNI

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El miércoles Diputados de Nación podrían dar media sanción al proyecto de CFK que busca cambiar el formato de DNI a tarjeta. En dos años todos los documentos serán tarjetas.

La iniciativa se basa en que  el Documento Nacional de Identidad (DNI) se convierta en un soporte único en formato tarjeta y que se elimine la histórica libreta, lo cual también modificaría el método de certificación del voto. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, aseguró a Tiempo Argentino que, de aprobarse la propuesta, “no se va a eliminar ningún soporte de sufragio hasta que todos los ciudadanos tengan su nuevo documento, aunque sí se agregará la opción de votar con la tarjeta”.



OBJETIVOS


Voceros del ministerio explicaron a este diario que el objetivo de las modificaciones sugeridas para el Código Nacional Electoral “es que los 40 millones de argentinos tengan el DNI nuevo, que es la puerta de acceso a otros derechos, y que haya una modernización integral del sistema, que permite que los datos estén en una base digitalizada. Además, el DNI-tarjeta tiene 32 medidas de seguridad”. El nuevo padrón biométrico que se está confeccionando incluye la identificación facial, a través de la foto, la impresión dactilar y la firma, ambas digitales.



POR QUÉ NO SE HIZO ANTES

Según argumentaron, el motivo por el cual la propuesta de eliminar la libreta no se presentó en septiembre de 2008, cuando se cambió la antigua de color verde por una celeste y se incorporó el formato tarjeta, obedeció a la inminencia de un proceso electoral: los comicios legislativos de 2009. “Un cambio tan abrupto iba a implicar una especulación de que había algo oscuro detrás de esta idea. Por eso se evaluó que lo mejor era, de a poco, mostrarle a la gente que el objetivo era modernizar el sistema y se buscó ver la reacción ante el primer cambio. El resultado fue que el 70% de la gente que tramitó el nuevo DNI lo hizo porque quería tener la tarjeta”, justificaron desde el Ministerio del Interior.



TARJETAS YA EMITIDAS


A diferencia de la cédula de identidad, que ya dejó de emitirse, la tarjeta del DNI puede utilizarse para trámites bancarios, algo que, hasta el año 2008, sólo quedaba habilitado mediante la presentación de la libreta. Pero el documento tarjeta no se usaba para el sufragio. De hecho, en cada uno de los que se entregaron hasta ahora figura la inscripción “no válido para votar”. Desde el entorno de Randazzo subrayaron que, si se aprueba el proyecto, el ministerio sacará una resolución para que se pueda votar con todos los documentos, incluso con el que hoy figura como “no válido”, hasta que todos los argentinos tengan ese soporte, lo cual podría concretarse en un plazo de dos años. De aprobarse la ley, los adultos que ya tienen el DNI de formato tarjeta, no tendrán que remplazarlo de inmediato, sino que, como estaba pautado antes, deberán sacar uno nuevo cuando se cumplan 15 años de la emisión anterior, como se indica en el frente del documento.



PRECIOS


Según sostienen desde la cartera política, la gradual salida de circulación de la libreta no implicará una reducción de las tarifas existentes. El argumento: “Es un costo irrisorio, una cifra simbólica, desactualizada, pero no se tomó la decisión de actualizarla porque no está pensada para recaudar plata para el Estado.” Y aseguran que “el envío a domicilio tiene un costo de más de la mitad del valor del documento”. Para los recién nacidos, es gratis. La renovación, entre los cinco y ocho años de edad, cuyo objetivo es actualizar la foto del documento, cuesta 25 pesos, si se realiza con un nuevo DNI, o 10 pesos, si no se genera uno nuevo. Cuando la persona cumple 16 años, la renovación obligatoria cuesta 15 pesos. A partir de ahí, cada tramitación de documento por cambio de domicilio o por pérdida cuesta 35 pesos.




CONSTATACIÓN DEL VOTO


Hace diez días, el ministro Randazzo asistió a una reunión de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia de la Cámara Baja para explicar el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, y allí se habló de las alternativas en el modo de constatación del voto si se dejara de emitir la libreta del DNI. La decisión final sobre ese aspecto quedará a cargo de la Cámara Nacional Electoral, pero se contemplan tres opciones, que serán debatidas en el Congreso. La primera es la que utiliza Brasil: un troquel, que viene confeccionado con el padrón. La segunda, la que se usa en el Uruguay, donde se entrega un certificado manual. Y la tercera es la preferida del ministerio: que el padrón tenga un código de barras para que, una vez cerrado el acto comicial, esa información sea enviada a la Justicia Electoral, para que todos los organismos que la requieran la tengan informatizada y no haga falta emitir un comprobante.
Fuente: 
Infonews