Lunes, 9 Abril, 2012 - 09:53

Policías autoconvocados rechazan las declaraciones oficiales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los uniformados desestiman alentar el “autoacuartelamiento”. Piden mejoras salariales y que la provincia que se haga cargo de la “crisis policial”.

Ante declaraciones periodísticas atribuidas al Ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini y al Secretario de Seguridad Javier Oteo, en los últimos días en distintos medios periodísticos, con relación a la Asociación de Policías Autoconvocados por un Salario Justo, hacemos saber a la opinión pública:



1. Los funcionarios del Ministerio de Gobierno deberían dedicarse a solucionar los reclamos por inseguridad de la comunidad, hacerse cargo de la profunda crisis policial, y gestionar mejoras salariales del personal de seguridad para revertir el atraso salarial, los pagos en negro y el incumplimiento de la Ley 1134, en lugar de pretender utilizar como “chivo expiatorio” a la Asociación de Policías Autoconvocados por un Salario Justo. Descalificarnos como supuestos “instigadores” de policías jóvenes, de ser retirados de “prédica demagógica” o que “solamente están preocupados por aumentar sus ingresos” al referirse a nosotros, son
acusaciones sin fundamentos y evidencian una vez mas la incapacidad de gestión de ambos funcionarios.



2. Desde nuestra Asociación, integrada por militantes y adherentes que en mas de un 90% son suboficiales y agentes retirados, venimos luchando por un salario digno desde el año 2007, cuando gobernaba la provincia un Frente de signo político distinto al actual. No está dentro de nuestros principios y plan de lucha alentar o sugerir “autoacuartelamiento” o paro policial, porque somos conscientes que en la Policía se produce un estado deliberativo con ruptura de la cadena de mandos muy perjudicial. Por otra parte, es un desgaste político para el propio Gobierno, que queda descolocado ante un conflicto de difícil resolución, por dificultades para iniciar un proceso de diálogo propositivo o por falta de interlocutores. Pero fundamentalmente porque se deja de prestar un servicio sensible para la comunidad como la seguridad pública, y se pone en crisis la existencia del mismo Estado. Por eso nosotros apostamos al diálogo democrático y con propuestas, como lo demostramos en estos cinco años de lucha pacífica.



3. Con relación a los hechos de público conocimiento ocurridos el miércoles 28 de Marzo de 2012, protagonizados por personal policial en actividad, desmentimos que nuestra Asociación haya participado, planificado, organizado o ejecutado alguna medida de acción ese día. Esto no quita que dos integrantes de nuestra Asociación, apartándose de la decisión de la asamblea de Policías Autoconvocados, hayan decidido abandonar la organización y participar por su cuenta en la movilización ese día. Uno de ellos confirmó su abandono de la Asociación, y el otro que reconoció su exceso de temperamento pidió disculpas, fue amonestado bajo apercibimiento de ser excluido de la organización ante la primera reincidencia de no acatamiento de las decisiones de la asamblea de la Asociación.
La medida de protesta adoptada por personal en actividad ya se rumoreaba en los medios de comunicación y circuló en los días previos en las redes sociales por Internet.



4. El aumento salarial dispuesto por el Poder Ejecutivo a partir del 1° de Marzo de 2012, lejos de poner paños fríos a la crisis
cayó mal a los policías y penitenciarios en general, por ser manifiestamente insuficiente, discriminatorio e ilegal. El malestar policial tanto del personal en actividad como de los retirados es real. Negarlo o minimizarlo, es un acto de manifiesta irresponsabilidad. Asimismo desmentimos que integrantes de nuestra Asociación estén percibiendo “haberes de $ 18.000”. Ahora bien, que algunos policías retirados tengan una prestación previsional por ese monto, o aún superior, seguramente es porque les corresponde legalmente, y no vemos por qué haya que cuestionarlos. El promedio de haberes del sector policial está por debajo de la media del sistema previsional provincial, y
los haberes de los policías retirados no son los mas altos en comparación con la mayoría de los sectores estatales. Esto se puede corroborar objetivamente en el INSSSEP.



5. Rescatamos de las declaraciones públicas del escribano Pedrini, que en el Gobierno están “preocupados para que tengamos policías bien pagos”, aunque la cruda realidad indica que la mayoría de los policías tienen salarios de pobreza e indigencia, muy lejos del costo de la canasta familiar real. Esto, fue reconocido por el propio Gobernador en las dos oportunidades que nos recibió en Casa de Gobierno. Es probable que Pedrini y Oteo estén preocupados, pero por lo visto no se ocupan del tema.