Lunes, 9 Abril, 2012 - 09:37

Aporte al debate necesario
Chaco: daño ecológico y ambiental más grave que en Famatina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el Chaco estamos padeciendo los daños que genera la sequía, a nivel humano y en la agricultura y la ganadería.

En el Chaco estamos padeciendo los daños que genera la sequía, a nivel humano y en la agricultura y la ganadería. Pese que contamos con Trece cuencas Hídricas y los estudios suficientes de más de 30 años para el aprovechamiento de estos recursos, han sido desconocidos, agredidos y desvalorizados. A causa de ello la sequía está haciendo estragos en nuestra economía y en los habitantes del Chaco.



El no hacer las obras que proteja la flora, la fauna y el medio ambiente, que facilite el acceso del agua potable para el consumo humano, para la ganadería y la agricultura, que manejen las cuencas hídricas, la ejecución de reservorios superficiales y subterráneos, la construcción de acueductos zonales y la exploración y aprovechamientos de acuíferos profundos están ocasionando un daño ecológico y un impacto ambiental negativo mucho más grave que lo que ocasiona Famatina o los emprendimientos mineros que están cuestionados hoy en la Argentina.



El Gobernador del Chaco conoce el Plan Provincial de las Trece Cuencas Hídricas del Chaco, pero ha decidido abandonar este proyecto a cambio de (enterrar caños) impulsar la construcción de Acueductos contra pendientes de hasta 150 mts. Seguramente inducido por Consultoras, Corporaciones Financieras y Empresas Constructoras.



Cada población donde se le llevará agua contrapendiente por medio de acueductos, están al lado o pegado a algunos de los ríos de las Trece cuencas hídricas y con pendiente natural favorable. Sin embargo en varias localidades insistirán en nuevos acueductos, paralelos, a los acueductos que ya fracasaran en la provisión de agua suficiente y permanente. (Gral. San Martín, Juan José Castelli, Colonia Aborigen, Concepción del Bermejo, etc.)



Las Trece cuencas hídricas de aprovechamiento integral es agua potable para consumo humano y para la producción agrícola y ganadera. Se estima para esto, como suficiente, una inversión aproximada al 10% de lo que se está invirtiendo en el Programa de Acueductos de la Provincia.



Otras provincias como Córdoba que cuenta solamente con un 10 % de las cuencas hídricas que tiene el Chaco, ha resuelto el tema del agua potable y el aprovechamiento para la agricultura y la ganadería.



Formosa es modelo en el manejo del agua y del aprovechamiento del Bermejo. La paradoja es que el Chaco comparte con Formosa el Cauce del Bermejo, sin embargo no solo ha abandonado la idea de su aprovechamiento integral, sino que las obras más significativas fueron las que expulsan el agua como en los bajos sub meridionales.



En estas horas el gobernador se comprometió en asistir a los productores agrícolas y ganaderos, mediante corrimiento de los plazos para pagar impuestos y obligaciones crediticias y fiscales. Asistirá además para la próxima siembra de girasol y algunos sectores hortícolas tomando un crédito de 200 millones del Banco Nación Argentina. La provincia garantizará su devolución a través de la Fiduciaria del Norte y del Nuevo Banco del Chaco.



La ciencia y la tecnología aportaron al Gobernador, con mucha anticipación que se padecería de escasas lluvias y fuerte sequías. Sin embargo el Gobernador del Chaco, en su quinto año de gobierno, definió prioritario atender los daños de la sequía, antes que invertir en las obras de aprovechamiento de nuestros recursos naturales que evitarían al mínimo los daños por faltas de lluvias o sequías extremas o en caso de inundaciones y lluvias prolongadas.



Así como reconoció haber fracasado en la Seguridad, deberá reconocer su fracaso en las políticas hídricas y retomar el Plan de las Trece Cuencas Hídricas y Trazado Hídrico del Norte que prometiera en la campaña electoral del 2007 y en sus primeros meses de gobierno.



(*) Representante del Partido Lealtad Popular