Domingo, 8 Abril, 2012 - 08:10

Pascuas
Benedicto XVI encabezó la misa del Domingo de Resurrección ante cien mil fieles

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Presidió la ceremonia acompañado por el cardenal Jean Louis Tauran y centenares de purpurados, obispos y sacerdotes. En setiembre viajará a El Líbano.





Decenas de miles de fieles, unos cien mil según fuentes vaticanas, asisten en la plaza de San Pedro del Vaticano a la misa solemne del Domingo de Resurrección que oficia
Benedicto XVI junto al cardenal Jean Louis Tauran. Al rito, que comenzó con el canto del "Resurrexit", asisten varios centenares entre purpurados, obispos y sacerdotes.



En tanto, el anuncio de este nuevo viaje del Papa, recién llegado de su gira por Latinoamérica que incluyó una histórica visita a Cuba, marca la primera vez que el Sumo Pontífice estará en Líbano, y su segunda estadía en la región, tras el viaje que hizo en mayo de 2009 por Jordania, Israel y los Territorios Ocupados Palestinos.



De acuerdo a lo informado por el Vaticano, el Santo Padre entregará la "exhortación apostólica" a los obispos de la región de Oriente Medio. Se trata de un texto que contiene las conclusiones y las recomendaciones redactadas durante el concilio de obispos de la región y dirigidas a todas las iglesias de la zona.



Según el líder de la Iglesia Greco-melquita (católica), el Patriarca Gregorios III, cuya sede está en Damasco, el Papa podría, “si las condiciones mejoran”, visitar la convulsionada Siria, que desde hace un año sufre una brutal represión por parte del régimen de Al Assad.



Líbano, considerado un ejemplo de coexistencia religiosa ya que la mitad de sus habitantes son musulmanes y la otra son católicos maronitas, extendió la invitación a Benedicto XVI durante el pasado mes de noviembre durante la visita de su primer ministro Najib Mikati a la Santa Sede.



La misa es la principal fiesta del cristianismo y precede a la bendición "urbi et orbi" (a la ciudad y al mundo), durante la cual el Papa pronuncia un mensaje de mejores deseos de Pascua en 65 idiomas. En esta ocasión, Benedicto XVI suplicó por la paz y la reconciliación en el mundo, en particular en Siria, Malí y Nigeria.



"Que en Siria cese el derramamiento de sangre y se emprenda sin demora la vía del respeto, del diálogo y de la reconciliación, como auspicia también la comunidad internacional", clamó el Papa durante su mensaje pronunciado desde el balcón de la basílica de San Pedro.



El pontífice condenó "las discriminaciones y persecuciones" a cristianos en el mundo, en particular en Medio Oriente. "Cristo es esperanza y consuelo de modo particular para las comunidades cristianas que más pruebas padecen a causa de la fe, por discriminaciones y persecuciones", dijo al mencionar los conflictos en Medio Oriente, Malí y Nigeria.



"Que a Malí, que atraviesa un momento político delicado, Cristo glorioso le dé paz y estabilidad", y condenó luego la violencia en Nigeria, "escenario en los últimos tiempos de sangrientos atentados terroristas".



Benedicto antes de la misa en la plaza de la basílica de San Pedro, atravesó la muchedumbre encabezando una procesión de prelados.



El sábado por la noche, durante la celebración de la Vigilia Pascual, el Papa bautizó como cada año a varios adultos. La víspera, en el Vía Crucis de Viernes Santo, habló de la crisis económica que afecta a la humanidad y de las consecuencias de la precariedad del trabajo.



"Os deseo a todos una buena y feliz fiesta de Pascua, con la paz y la alegría, la esperanza y el amor de Jesucristo Resucitado", dijo en español. El acontecimiento durante toda la Semana Santa fue retransmitido en directo por numerosos canales de televisión del mundo.
Fuente: 
s: Infobae - Perfil