Miércoles, 4 Abril, 2012 - 12:04

Cambios de horario por la inseguridad
Por temor a los asaltos, el 50% de las estaciones de servicio de la provincia no abre de noche

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Así lo indicó a Diario Chaco el presidente de la Cámara de Expendedores, Miguel De Paoli. Con la llegada del frío serían más los expendios  que adopten la medida. A esta situación se suma la falta de rentabilidad entre gastos e ingresos. Además, gran parte de los playeros se rehusa a trabajar de noche por miedo a ser víctima de delitos.

Desde el sector manifestaron que si bien los robos se producen en todo momento, con el cierre nocturno se  disminuiría el riesgo. Además, frente a los problemas de abastecimiento las ventas se concentran en las horas pico.



"Para dar un ejemplo, hay una estación que queda por la avenida Sabin, y ahí estan cansados que los roben, hartos", ilustró De Paoli.



"La decisión depende de todo lo que se llega a vender de noche. Y aparte cuando llegue el invierno, que no hay un alma en la calle, ¿A quién le vas a vender nafta? Quizás es distinto en la ruta con el paso de camiones, y ciudades como Villa Ángela, Saénz Peña, Charata. Pero en las ciudades más chicas no entra nadie y si llega alguien desconfías que sea un cliente o que venga a robarte", remarcó.



De todas formas, considera que no existen horarios para que uno este ajeno a ser víctimas de robos, pero el cierre de noche transmite tranquilidad tanto al empresario como a los empleados y se minimiza la posibilidad de riesgo.



Auque la tendencia es captada por muchos expendedores, De Paoli sostiene que las principales estaciones céntricas seguirán atendiendo de noche. La mayoría de las cuales, con su correspondiente agente de seguridad privada. En ese sentido, comentó que un papel determinante tienen los playeros, que si no ven la presencia de un guardia, en muchos casos se rehusan a trabajar por miedo a ser víctima de un asalto.



Durante la nota, De Paoli relató el hecho que le tocó vivir en mayo de 2001. Durante un asalto hirieron de tres disparos a un empleado. Luego de este violento asalto, se replanteó el atender en horario nocturno. "Después de eso dije no, no vale la pena. Por más que yo tenga todos los seguros para que arriesgar a ese punto, más vale me voy a dormir tranquilo".



Hasta el momento, por esta medidad, no habría quejas por parte de los consumidores.