Miércoles, 4 Abril, 2012 - 09:30

Peppo recibió a trabajadores transportistas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Durante una reunión que encabezaron el intendente Peppo y los trabajadores de sector, éstos plantearon la necesidad de rever el precio de la tarifa para el arrime de algodón a las desmotadoras. Y pidieron analizar un sistema de crédito para renovar unidades y reforzar la seguridad.

Los empleados del sector pudieron reunirse con el subsecretario de Transporte, Marcelo López, quien se comprometió a brindar una respuesta satisfactoria para la semana próxima. Los transportistas plantearon al intendente sus dificultades para el cumplimento de las normas vigentes para circular, sobre todo por el precio que tiene la tarifa del arrime de algodón, desde los campos de los productores hasta las desmotadoras.



Además, de lo que respecta a la seguridad y estado de los vehículos, hablaron sobre la necesidad de “poder acceder a algún tipo de crédito que les permita mejorar sus unidades”. Y el pedido de control que hace a las unidades de arrimes de otras provincias “y que cuyos vehículos están en peores condiciones, que tiene este grupo de transportista locales”, señaló el Intendente Domingo Peppo.



Destacaron que el subsecretario de Transporte se comprometió a trabajar y para la próxima semana, “a partir de la reunión con la Asociación de Desmotadores de Algodón y las demás entidades que intervienen para la fijación de la nueva tarifa, será transmitida a cada uno de los transportistas, desmotadores y acopiadores de algodón la fijación de la nueva tarifa”. La cual hasta el momento continúa con el precio del año pasado de 116 pesos.



Así mismo, Domingo Peppo explicó “se estima que la tarifa va a tener un reajuste en función del crecimiento del costo de alguno de los insumos, y sobre ello se va a discutir y trabajar con la Asociación de Desmotadores y los demás integrantes de orden Provincial que definen sobre la aplicación y definición de la tarifa”.



“Respecto al control se pretende mejorar la situación de cada uno de sus vehículos para poder circular dentro de la Provincia, y desde el Municipio nos comprometimos en darle la asistencia en las bandas refractarias para mejorar el estado de los mismos y el pedido de que a medida que puedan, vayan regularizando su situación”.



Por otra parte, el intendente señaló que se trata del transporte que se realiza desde los campos hasta las desmotadoras, en un trayecto que varía de 30 a 60 kilómetros y tiene inconveniente en las demoras que se plantean en las plantas de desmote. “Por ello también vamos a trabajar con los desmotadores para darle mayor celeridad a esta situación”.