Martes, 3 Abril, 2012 - 21:13

Yauhar aseguró que "no hay motivos" para que aumente la yerba

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, lo afirmó luego de que productores e industriales misioneros del sector responsabilizaran al área comercial por la suba, que llegó a ser superior al cien por ciento.

Yauhar informó que instruyó a equipos técnicos del organismo a realizar operativos de fiscalización en molinos y distribuidores de yerba mate y aseguró que "el producto se encuentra con stock suficiente para garantizar el consumo interno sin un aumento de precio".



El funcionario precisó que el aumento de la materia prima es para la yerba verde y la canchada que recién ha iniciado su proceso de recolección, que "va a terminar en junio, y luego será estibada durante un año para posteriormente llegar a la mesa de los argentinos".



"Todos los operativos se van a profundizar con los inspectores de la ex ONCCA y de acuerdo a los relevamientos que nos entreguen se sancionará duramente a las empresas que produzcan distorsiones", indicó.



Terminados los controles se procederá a remitir la información a los organismos de control y fiscalización de Comercio Interior y los tributarios para que se acompañe el proceso de fiscalización de precios. A mediados de marzo, el titular de la cartera agropecuaria definió el precio para la yerba verde en 1,70 pesos y de 6,90 pesos para la canchada, que entraron en vigencia el 1 de abril.



"Hasta el momento las grandes cadenas no han producido subas, pero ante las versiones de un aumento sin justificación en los precios, estamos actuando y controlando. En caso de detectarse, sancionaremos a quien corresponda, sea quien sea", aseveró Yauhar.



Ni bien se dieron a conocer los nuevos valores, los industriales del sector advirtieron la necesidad de actualizar los montos de "salida de molino", paso que efectivamente se concretó en los puestos de venta al público en porcentajes superiores al 100 por ciento.



Las yerbas de primera marca, por ejemplo, pasaron de 12-13 pesos a 22-24 pesos, en poco más de una semana, lapso en el que se detectó una importante escasez, aun en el mercado de Misiones donde se produce el 90 por ciento del total que se consume en Argentina.



Al respecto, el representante de los productores en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Enrique Kuzco, sostuvo que "la mayor parte de la rentabilidad yerbatera se la quedó siempre el eslabón comercial", al deslindar responsabilidad del sector primario en las subas. Añadió que "en las góndolas son los hipermercados y supermercados los que ponen los precios, los otros sectores, en cambio, tienen topes", al comentar cómo funciona la cadena de yerba mate, desde la producción hasta la venta.



El director ejecutivo de la Cámara de Molineros de Zona Productora (CMZPYM), Roberto Montechiesi, y el representante de la provincia de Corrientes en el INYM, Esteban Fridlmeier, habían anticipado los incrementos como un mecanismo natural de ajuste.



Señalaron que "el valor promedio del kilo de yerba a salida de molino debería rondar los 13 pesos, lo que elevaría a 21 pesos el precio del producto puesto en góndola, de calidad estándar", lo que finalmente se produjo y hasta en valores superiores.



Montechiesi, como representante de los industriales, dijo que en "Misiones la yerba mate sale de molino a 6,70 pesos el kilo", y explicó que "la diferencia entre ese valor y los de venta al público, se la quedan entre el fisco y la cadena de distribución".
Fuente: 
Agencia DyN