Martes, 3 Abril, 2012 - 20:39

Scioli-Mariotto: un conflicto que se profundiza día a día

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La conflictiva relación entre el gobernador Daniel Scioli y el kirchnerismo amenaza con estallar ante las cada vez más fuertes embestidas del vicegobernador, Gabriel Mariotto, que comenzó apuntando contra las políticas de Derechos Humanos y de Seguridad, diferencias por el caso Boudou y el control del juego en la provincia.

Rodeados desde varios frentes, desde el sciolismo aseguran que la orden del mandatario es "no confrontar" y solo responder "con gestión", ratificando públicamente su alineamiento al gobierno nacional, pero por lo bajo replican cada maniobra, defendiendo y sosteniendo las políticas del mandatario del PJ.



La conflictiva relación comenzó el mismo día de reasunción de Scioli con Mariotto como vicegobernador -que responde directamente a la presidenta Cristina Fernández- y derivó el 10 de diciembre en un enfrentamiento entre jóvenes kirchneristas de La Cámpora con guardias de la Policía bonaerense apostadas en la Legislatura que no los dejaron copar las gradas y los festejos del acto. Hecho que derivó en otro conflicto por las responsabilidades en la represión de la Policía Bonaerense.



A las ya antiguas críticas de Mariotto y el periodista Horacio Verbitsky a la secretaria de Derechos Humanos, Sara Derothier de Cobacho y al ministro de Seguridad provincial, Ricardo Casal -ambos funcionarios varias veces ratificados por Scioli-, se sumó la semana pasada la aprobación de un pedido de informes de la Legislatura a Scioli, impulsado por el kirchnerismo, para que explique las contrataciones del Estado provincial a la empresa Boldt.



Mientras Mariotto salió a apoyar públicamente el pedido de informes impulsado por el kirchnerismo, por lo bajo, desde el sciolismo replicaron que esos contratos para la explotación de las salas de juego "vienen desde la anterior gestión de Felipe Solá" y dijeron que será "la Jefatura de Gabinete la que responderá" los requerimientos, como si se tratara de un tema menor.



Boldt es la empresa acusada por el vicepresidente Boudou de impulsar las denuncias en su contra por supuestos beneficios a la ex Ciccone Calcográfica -que investiga hoy la justicia-, en el marco de una "operación política" contra el gobierno nacional.



En un nuevo round de esta pelea que anticipa las internas en el oficialismo de cara a las elecciones de 2013 y 2015, Mariotto sumó hoy una dura crítica a las cárceles bonaerenses.



"Nos encontramos con situaciones que transgreden la Constitución. En celdas donde tiene que haber dos reclusos, hay siete", advirtió tras señalar que "la situación de violencia en el servicio penitenciario es extrema y tenemos que darla vuelta sistemáticamente, con toda la institucionalidad". Mariotto prometió "avanzar" en este tema desde la Legislatura.



Ante esta nueva declaración, el sciolismo salió a responder con una férrea defensa de la gestión pero, paradójicamente, se preocuparon por aclarar que no se trata de una réplica al vicegobernador no sea cosa que se profundicen los cruces.



La encargada de responder hoy a Mariotto fue la secretaria del Servicio Penitenciario, Florencia Piermarini, quien anunció que "antes de fin de año, no quedará ningún detenido en calabozos de comisarías" y destacó como "un histórico récord" la cantidad de presos que estudian en las cárceles bonaerenses.



(*) Agencia DyN