Martes, 3 Abril, 2012 - 07:09

Entre un 3% y 9%
Más de 85 empresas subirán el precio de sus productos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Casi todas las compañías de primera línea obtuvieron el visto bueno de Gobierno para remarcar sus precios. Abril comienza con aumentos en cervezas, neumáticos y snacks

Con mínimos espacios para la negociación y de manera escalonada aunque constante, más de 85 compañías de primera línea que atienden al mercado local obtuvieron en el visto bueno del Gobierno para aplicar ajustes de precios.

Así, lograron superar el impasse de enero la reanudación del mando presidencial derivó en demoras de autorizaciones por parte del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno y comenzaron a trasladar subas de entre un 3% y hasta un 9% al valor de sus productos finales.



La cuenta surge en base a la reconstrucción de las autorizaciones de ajustes, siempre comunicadas por vía telefónica y sin documentos mediante, que otorgó Comercio Interior hasta finales del mes pasado. Entre las empresas beneficiadas figuran algunas de las más conocidas entre los consumidores locales: desde Coca Cola, que tiene el visto bueno para aumentar entre 2% y poco más de 5% sus valores desde el viernes, hasta las fabricante de café La Virginia y Cabrales; Kimberly Clark (dueña de las marcas Kleenex y Huggies), La Serenísima, SanCor, Danone, Unilever, Molinos, Swift y la cerveza Quilmes, entre otras.

Abril, en tanto, comenzará con subas autorizadas para la fabricante de Isenbeck, de Heineken, la sal Dos Anclas, la filial local de la italiana Pirelli y Pepsico, fabricante de un puñado de marcas de consumo masivo, como Pepsi, 7up, Lay´s, Cheetos, Doritos, Pehuamar, Toddy y Quaker, entre otras. En todos los casos, las subas autorizadas parten de un 2% y no superan el 9 por ciento.



Más allá de las compañías que recibieron el visto bueno para los ajustes, hay una larga fila de empresarios esperando a ser llamados por Moreno. Esa es la dinámica: los ejecutivos de las compañías atienden la convocatoria del funcionario en su despacho. Entre ellas se encuentran Bimbo, Alpargatas, Peñaflor, Quickfood y varias marcas de yerba, para citar algunos casos.

Sin negociación



Aunque suelen llevar planillas en las que esbozan los incrementos de costos para que sean tomados como herramienta de decisión a la hora de definir los aumentos, Moreno suele dar pocas vueltas, define los números y se los comunica cara a cara.



Más allá de lo que dicten los números del Indec  a inflación oficial de febrero fue del 0,7%, y el acumulado desde diciembre arroja un 1,7%, Moreno definió una puta de incremento general para la primera parte del año. De acuerdo con las autorizaciones de aumentos que otorgó hasta ahora, los artículos más sensibles para la canasta familiar rondarán entre el 3% y el 3,5% para los productos que él mismo considera masivos (es decir, los de consumo más extendido).



Mientras que los denominados selectivos (una escala intermedia en calidad como en precio) se incrementarán en torno al 5 por ciento.



Los llamados premium, es decir, los más selectos, no superarán el 7% en el caso de los alimentos, pero puede superar, por poco, el 9% en el caso de otros productos.

El visto bueno para aumentar precios rige con firmeza en las góndolas de los grandes cadenas de supermercados, como Coto, Walmart, Jumbo y Carrefour. Todos son lugares de visita frecuente por parte de los inspectores de Comercio Interior. En cambio, su efecto en almacenes, tiendas de conveniencia y kioscos es sobre todo indirecto.
Fuente: 
El Cronista