Viernes, 30 Marzo, 2012 - 19:29

"Bregamos porque el seguro agropecuario sea una política de Estado", aseguró Bergia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Luego de escuchar a los actores que conforman el sector productivo del Chaco, el presidente del NE-PAR, Juan José Bergia manifestó su posición como representante del espacio político durante la reunión mantenida este viernes, con productores en Sáenz Peña.

Habló, entre otras cosas sobre las adversidades climáticas, que tienen una especial relevancia en el país y en el Chaco.



“Nuestra realidad demuestra que Argentina fue golpeada por sequías de distinta magnitud en los últimos años. Que se siembran aproximadamente 35 millones de hectáreas y de ellas cerca del 60% están aseguradas, pero solo entre un 3 y un 5 por ciento poseen cobertura multiriesgo, debido al elevado costo de las primas”, sostuvo.



“Concretamente, los siniestros registrados en nuestro ámbito por los agricultores son los que tienen su origen en riesgos derivados de sequía e inundaciones. Por otra parte, el comportamiento de estos riesgos tanto a lo largo del tiempo como en el espacio es muy irregular”, indicó.




“La vulnerabilidad de nuestra agricultura ante las adversidades climáticas es importante y ello explica que el problema de la gestión de los riesgos climáticos sea una constante preocupación para los agricultores y para el gobierno”, reconoció.



“La insuficiencia de las coberturas de los seguros y su limitada eficacia se trató de suplir por el Estado con la puesta en marcha de ayudas extraordinarias tras la ocurrencia de siniestros importantes, que en estos últimos años nos vienen acechando”, agregó.



“No obstante, estas medidas extraordinarias en la mayoría de los casos resultaron excesivamente discrecionales, debido a la oportunidad política de las mismas, y, en todo caso, casi siempre, fueron insuficientes”, comentó.



Un modelo de seguros agrarios responde a un esquema complejo de aseguramiento mixto público-privado que tiene por objeto contribuir a la estabilidad de las rentas de las explotaciones agrarias mediante su protección frente a las adversidades climáticas y otros riesgos naturales.



Establecer en esta materia una política activa direccionada a corregir los desequilibrios del mercado, para que los pequeños y medianos productores tengan las mismas coberturas que las grandes explotaciones tienen que ser el objetivo y establecer condiciones contractuales transparentes y equitativas entre asegurado y asegurador.



“Desde nuestro espacio político, NE-PAR, bregamos porque el seguro agropecuario sea tomado como una política de Estado y, en consecuencia acompañaremos todas aquellas medidas que vayan en esa dirección”, afirmó.



“Pero además de la preocupación por el tema del seguro, hay otras herramientas que van a coadyuvar a nuestros productores. Desde el Ne-Par, hemos presentado a la Cámara dos proyectos de ley: Uno referido al transporte y otro a la regularización dominial de las tierras que, es una problemática también para los pequeños productores que al no contar con el titulo de sus tierras ven cercenada su posibilidad de acceder al crédito”, manifestó.



“nosotros estamos convencidos de que debemos trabajar con criterio, aunar esfuerzos, trabajar codo a codo: Estado Nacional, Provincial y Legislatura; claro ejemplo de ello fue la labor que realizó el gobernador Capitanich tiempo atrás y que culminó con la compra de la deuda de los productores con el Banco Nación, que no era poca cosa, estamos hablando de 200 millones de pesos. Esto demuestra que, cuando se trabaja seriamente las soluciones llegan, manifestó el Legislador”, concluyó.