Jueves, 29 Marzo, 2012 - 08:47

A un año y medio del hecho
Sin avances en el caso de Matías Berardi, secuestrado y asesinado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tenía 16 años, y fue capturado cuando volvía de una fiesta de egresados. Logró escapar del cautiverio, pidió ayuda y nadie lo auxilió. Los delincuentes volvieron a capturarlo, y fue asesinado. 18 meses pasaron del crimen, y siguen sin haber resoluciones.

Matías Berardi era un adolescente de 16 años al que sus familiares recuerdan como un chico solidario y lleno de proyectos, que fantaseaba con ser actor pero tuvo la desgracia de hacerse conocido por ser la víctima fatal de un episodio de inseguridad.



El 28 de septiembre de 2010, el adolescente concurrió a una fiesta de egresados de un colegio de San Isidro que se realizó en la disco Pachá, ubicada en Costanera Norte de la Capital Federal; desde allí alquiló una combi para regresar a su casa.



A las 5:30 se bajó del vehículo en ruta 26 y Panamericana y cuando caminaba rumbo a su domicilio fue raptado; unos minutos después se comunicó telefónicamente con su padre y, entre lágrimas, le dijo que estaba secuestrado.



Desde entonces hubo varios llamados extorsivos mediante los cuales los delincuentes exigieron el pago de un rescate que varió de $ 500 a $ 30.000. Según la investigación, la banda llevó a Berardi a un taller ubicado en avenida Sarmiento 407 de Benavídez, partido de Tigre, donde el adolescente estuvo atado y vendado.



El principio del fin comenzó cuando Matías logró escapar del lugar de cautiverio y comenzó a pedir ayuda entre los vecinos, que por el temor a los robos desconfiaron de su súplica; incluso un remisero se negó a abrirle la puerta de su auto, pese a que el joven le gritaba que había sido secuestrado.



Para impedir la fuga, las mujeres de la banda de malvivientes salieron a la calle a los gritos a decirles a los vecinos que el joven que pedía ayuda era en realidad un ladrón que había intentado robarles.



Mientras tanto, dos integrantes de la banda salieron a recorrer la zona con un auto y lograron recapturar a Berardi a dos cuadras, en las puertas de un cementerio municipal.



El escape fallido fue decisivo para la suerte de Matías: los secuestradores entendieron que el joven ya podía reconocer el lugar donde estuvo secuestrado y también las caras de algunos de sus captores, por lo que decidieron asesinarlo.



Mientras seguían negociando el pago del rescate, los malvivientes llevaron a la víctima a un descampado cercano a la ruta 6, a la altura de Campana, donde efectuaron dos disparos con una pistola calibre 11.25 milímetros que le pusieron punto final a la vida del joven.



Desde que ocurrió el hecho fueron detenidos 11 delincuentes y la familia de Matías no se cansó de reclamar que se haga Justicia: encabezaron una marcha en Plaza de Mayo, llevaron a cabo varias misas e incluso se emprendió una carrera simbólica de 300 metros, para que el caso no quede en el olvido. A 18 meses del hecho, siguen esperando.



En este sentido, aún resta definir la fecha del juicio oral al que serán sometidos Richard Fabián Souto, Gabriel Raúl Figueroa, Hernán Gonzalo Álvarez, Celeste Verónica Moyano, Ana Cristina Moyano, Jennifer Stefania Souto, Elias Emmanuel Vivas, Néstor Maidana Calveira, Federico Esteban Maidana Calveira y un joven que al momento del hecho tenía 17 años.



Algunos miembros de esta banda, fueron procesados por otro secuestro y en los próximos meses serán sometidos a juicio oral y público.
Fuente: 
Infobae