Miércoles, 28 Marzo, 2012 - 07:32

Para el presidente de Shell "no queda otra que importar combustible"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente de Shell, Juan José Aranguren, afirmó que "no nos queda otra que importar a precios mucho más altos". Describió que en la política energética oficial "no hubo razonamiento económico ni comercial sino la simple voluntad de una persona y el austero silencio de muchos más".

El empresario señaló que lo único que el resultado de esta política fue "desincentivar el nivel de inversión necesario", y sostuvo que "el mercado de combustibles estuvo afectado en los últimos años por un sinnúmero de decisiones tendientes a pensar en corto plazo".





"Ahora se intenta buscar culpables y no nos queda otra que importar a precios mucho más altos", criticó Aranguren al disertar en un seminario organizado por la Fundación Libertad y Progreso en el que se presentó el índice Internacional de Derecho de Propiedad, que ubica a la Argentina entre los 10 países donde menos se respeta la Propiedad Física (de un total de 130). El directivo destacó que en los últimos años, "se pretendió aplicar un cepo a los energéticos, su persistencia en el tiempo no hizo otra cosa que dar señales positivas para el consumo y negativas para la inversión".



"Mientras que a los díscolos se les cercenaron derechos, no con leyes sino con resoluciones", agregó. Sin embargo, Aranguren remarcó que muchas de esas decisiones administrativas tuvieron que darse marcha atrás a partir de sentencias judiciales. Por ejemplo, recordó los dos congelamientos de precios que el Gobierno impuso en 2010 y 2011, que debieron que ser revertidos por una decisión judicial.



También dijo que lo mismo ocurrió con muchas de las multas y denuncias que pesaron sobre él y la empresa que dirige.
Fuente: 
Agencia DyN