Martes, 27 Marzo, 2012 - 19:39

Lorenzetti entregó anteproyecto de reforma del Código Civil y aseguró que "es el que más participación tuvo en la historia"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, hizo entrega del documento a la presidenta Cristina Fernández y subrayó que "es una contribución para la Patria, seguramente va a mejorar la vida de los argentinos".

Lorenzetti en su exposición en Casa de Gobierno destacó que "es una contribución para la Patria que seguramente va a mejorar la vida de los argentinos. Este anteproyecto de ley es un respaldo extraordinario a una política de Estado que nos incluye a todos y nos obliga a todos".



Agregó además que "es un código volcado al pueblo, hemos evitado los textos oscuros, incomprensibles, con soluciones practicas para demoler las dificultades de los ciudadanos en el ejercicio de sus derechos. El código tiene como base la protección de la persona y es pluralista. Hay personas que hoy no se casan y no podemos ignorarlo. Hay que regular las uniones convivenciales para que haya derechos y que cuando esa unión se termine ninguno de los dos quede desprotegido".



"Existe la inseminación artificial de la que nacen niños y esto hay que contemplarlo. Las cuestiones más complejas de la inseminación tendrán una ley cuando el congreso lo decida. Muchas familias que tienen que adoptar van a procedimientos irregulares, hay que hacer más ágil el procedimiento. Algunas cuestiones pueden ser controvertidas, debemos pensar que el legislador legisla para una sociedad pluralista. Debemos permitir diferentes opciones de vida donde nadie le imponga un modelo determinado" aseguró Lorenzetti.



La presidente Critina Fernández resaltó la trascendencia de la medida, adelantó que impulsará una reforma del Código Penal y puso especial énfasis en las reformas impulsadas en los temas de familia como el divorcio y la adopción.



"Tenemos bregar para que los jueces escuchen a los niños en todas las cuestiones de derechos de familia", pidió, porque "creo que la protección y todo el derecho de familia tiene que estar para proteger a los niños ya que los mayores tenemos formas de defendernos".

La jefa del Estado recibió el trabajo de manos de la Comisión que ella creara para tal fin el año pasado presidida por el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, miembro de este Tribunal y la jurista Aída Kemelmajer de Carlucci.

Del acto, que se realizó en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno, participaron representantes de la oposición política como los radicales Ricardo Gil Lavedra, Ernesto Sanz y Leopoldo Moreau, el socialista Rubén Giustiniani y el peronista Felipe Solá, entre otros.



"Vamos a enviar este proyecto al Congreso proponiendo un Comisión bicameral para que haga un dictamen y sea el propio Parlamento en un acto de pluralidad y respeto democrático el que determine la forma en que será abordada la nueva norma", explicó la mandataria en la oportunidad.

Previo al mensaje presidencial, el titular de la Corte Suprema hizo un detallado resumen de las reformas principales y resaltó especialmente que en la tarea colaboraron "alrededor de 100 juristas" y que es "el proyecto que más participación tuvo en la historia argentina".



"Este es el proyecto de una generación", aclaró, porque durante los últimos 30 años hubo muchos aportes a este tema que no prosperaron, por lo que resaltó que "el pueblo está por encima de los intereses particulares y es necesario que nuestra generación lleve adelante esto luego de tantos años de frustración".

En su discurso, la presidenta cuestionó algunas críticas que recibió el anteproyecto y pidió "no meter miedo a la gente porque la gente no es tonta".



"No subestimen a la sociedad, tenemos que tener instrumentos que le sirvan a todos los hombres y las mujeres cualquiera sea el Dios al que le recen", dijo, porque "hoy tenemos libertad absoluta para todos, pero eso exige sentirse responsable. Sin responsabilidad tampoco hay libertad".



Con respecto a la reforma al Código Penal, la jefa del Estado justificó su proyecto de reforma en que es conjunto de normas "ha venido siendo emparchada" durante décadas.



"Damos un salto cualitativo, porque este año podemos aprobar este nuevo Código Civil y Comercial unificado y actualizado", en reemplazo del Código actual, de Dalmacio Vélez Sarsfield, que "fue aprobado a libro cerrado durante el gobierno de Bartolomé Mitre" (sic).



Por su lado, subrayó que "jamás se me ocurriría imponer una aprobación a libro cerrado", más aún cuando "estamos ante un acto de codificación".
Fuente: 
Agencia DyN