Martes, 27 Marzo, 2012 - 13:43

También a profesionales de distintas áreas
Capacitan a policías que asistirán a víctimas de violencia género

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El perfeccionamiento, a cargo de Eva Giberti,  es el paso previo a la implementación a la Línea 137, que servirá para alertar sobre cualquier manifestación de violencia contra la mujer. Las capacitaciones continuarán en los próximos meses.

Luego de la firma del convenio entre el gobernador, Jorge Capitanich, y la coordinadora del programa “Las víctimas contra las violencias”, Eva Giberti, para aplicar en Chaco una iniciativa similar, comenzaron ayer las capacitaciones destinadas a esta propuesta de atención integral a la víctima.



“Chaco dice no a las violencias” es el nombre de la propuesta que está coordinada por el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Dirección de la Mujer de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. Esta primera etapa implica la puesta en funcionamiento de la línea telefónica gratuita 137 para recepción de hechos que atenten contra la mujer.



Eva Giberti coordinó la primera jornada destinada al entrenamiento, asesoramiento, y formación de los profesionales y agentes policiales, que asistirán a las víctimas.



“Más que una capacitación convencional, esto consiste en ver aquello que se ha ensayado en la provincia, tratar de evacuar dudas o aportar criterios sobre la base de nuestra experiencia”, indicó Giberti.



La especialista estuvo acompañada de las licenciadas en Psicología Jimena Navas, y en Relaciones Internacionales, Guillermina Benito. Participaron además, la responsable de la Dirección de Mujer, Silvina Canteros, y personal de esa unidad.



Las capacitaciones incluyen jornadas de formación de ocho horas, a grupos de hasta 30 personas. Las mismas continuarán progresivamente hasta junio. “No creemos en venir un fin de semana, hacer un discurso e irse, eso no sirve. Por eso es que realizamos un seguimiento y acompañamiento continuo”, mencionó Giberti.







TRABAJO EN TERRENO

La coordinadora del Programa “Las víctimas contra las violencias” destacó la importancia del trabajo en terreno, mediante el cual los agentes pueden contactar la realidad de la víctima. Para ello es importante el entrenamiento y actualización constante de profesionales, que tendrán como responsabilidad el abordaje en terreno de casos de violencia familiar, sexual o cualquier otro tipo de agresión hacía las mujeres y su entorno. Es por esto que el trabajo de capacitación implica el asesoramiento al personal que compone los equipos técnicos interdisciplinarios.



Una de las tareas principales de las personas que conforman los equipos es la de posicionarse desde un lugar activo, que implique su decisión de profundizar su responsabilidad ciudadana. “Nosotros con la policía tenemos mucho éxito trabajando de este modo”, señaló Giberti para recalcar el respaldo de las fuerzas policiales en la aplicación de esta propuesta.



Nuestra tarea hoy es usar los recursos humanos y profesionales que hay en Chaco, que tanto trabajan por el tema de la violencia, y lo hacen bien, para ver cómo se puede compaginar un trabajo conjunto, tomando algunas características de lo que hacemos en Buenos Aires donde se implemento una línea 137 ya hace seis años”, puntualizó.







EL PROGRAMA

El Programa Provincial “Chaco le dice no a las violencias” requerirá de la intervención de varias áreas del Estado entre los que se cuentan el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, el Ministerio de Gobierno y Seguridad a través de la línea 911, el Ministerio de Salud de la provincia, personal médico de guardias permanentes de los diferentes servicios de salud de la provincia.







LÍNEA 137

El alerta de los casos de violencia, se recibirán mediante la línea 137 de forma anónima y gratuita, herramienta que funcionará las 24 horas del día los 365 días del año. Luego, se aplicará un protocolo de intervención que permitirá efectuar en el momento de la llamada, un diagnóstico de riesgo por el operador/a perteneciente al programa; dar intervención al equipo móvil, si fuese necesario; e informar, asesorar, contener y orientar a las personas víctimas de violencia acerca de cuáles son los cursos de acción posibles en ternas relacionados con trámites judiciales, y finalmente hacer el seguimiento de las redes de servicio y derivación que se establezcan.