Martes, 27 Marzo, 2012 - 13:36

"Por la paz social", movimientos sociales acordaron con Gobierno trabajos en conjunto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una de las cláusulas del acuerdo firmado este martes, es que las organizaciones “Emerenciano” y el Movimiento de Desocupados “Zona Norte” no realicen medidas de fuerza. Las entidades sociales trabajarán en conjunto con ministerios y Viviendas en construcción de viviendas, veredas y refacción de edificios, entre otros.

Ya son 24 las agrupaciones y movimientos que se sumaron. Se acuerda la concreción de una mesa de trabajo en conjunto con todos los ministerios y otras áreas como el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda.



Por el Ejecutivo provincial, el firmante fue el gobernador Jorge Capitanich, en tanto que Benjamín Gómez y Emereciano Sena fueron los encargados de
estampar la rubricar en representación de los movimientos sociales.



Con ambos convenios, llegan a 24 las agrupaciones y movimientos que acordaron con el gobierno, la concreción de una mesa de trabajo en conjunto con todos los ministerios y otras áreas como el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV).



A través del convenio, los movimientos sociales se comprometen a mantener la paz social, a no paralizar la ejecución de programas vigentes, ni a recurrir a medidas de fuerzas y de acción directa. En caso de incumplimiento de dicho punto, el acuerdo queda sin efecto entre las partes.



Además, al tiempo que trabaja de forma colectiva y general con todos los movimientos, se avanzará en convenios específicos con cada una de las agrupaciones, a fin de organizar y coordinar de mejor manera los beneficios que ya se están implementando con cada uno de ellos, como ser la construcción de viviendas, construcción de veredas, calles y refacción de edificios, y trabajos en el área de salud entre otros.



La mesa ampliada de trabajo está integrada por todos los ministerios, entes autárquicos y descentralizados del Estado provincial. En ese ámbito se discute un convenio marco que requiere la paz social, esto implica que cualquier organización que tenga o anhele tener una vinculación con programas provinciales o nacionales deberá comprometerse a la paz social.