Martes, 27 Marzo, 2012 - 12:28

Ocurrió en el barrio Provincias Unidas
Denuncian por abandono de persona a la curadora de la discapacitada que encontraron muerta

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Tras el hallazgo del cadáver de Blanca Turienzo, los vecinos pidieron a través de Diario Chaco que se investigue a Norma Ramírez de Delgado, a cargo de la curatela absoluta de la mujer. Marcaron “total abandono y ausencia” por parte de su curadora y de asistentes sociales.

Jorge Héctor Aguirre y Lidia Pérez, en representación de los vecinos de la zona, comentaron a Diario Chaco el lamentable estado en el que vivía la mujer de 61 años y la crítica escena en la que encontraron su cuerpo tras varios días de descomposición.



“Vivía en indigencia, tal es así que su deceso se produjo en un colchón totalmente fuera de uso, mojado y lleno de musgo. Ella estaba desnuda, boca arriba, había un gato muerto en la habitación y estaba rodeada de desechos de los animales y de ella”, resaltó Jorge.



“Blanqui”, como la apodaban, padecía de una discapacidad mental pero se desempeñaba normalmente y de manera casi independiente. “Pero no estaba totalmente apta para mantenerse sola”, marcó el vecino detallando que “tenía una apoderada, Norma Ramírez de Delgado, cuya curatela fue expedida por Alicia Beatriz Alcalá a cargo del Juzgado de Familia Nº 2”.



Pero que, según la voz de los denunciantes, “nunca en todo este tiempo se ocuparon de venir a verla, alimentarla, asistirla o acompañarla al doctor”, siendo que padecía de diabetes. Explicaron que en estos 15 años “fueron contadas con la mano” las veces que acudió una asistente social a la zona pero nunca nadie entró a la casa, sólo preguntaban a los vecinos y se retiraban.



Por su parte, Lidia Pérez marcó “la responsabilidad que tiene la encargada de la mujer, los asistentes sociales que tenían que haberla atendido y la juez que le dio la tutela a esta persona y que no controló este tema”.



Y resaltó que "si Blanca se alimentaba era mediante una vianda que recibía al mediodía y por la tarde con los bocaditos que comía de casa en casa con los vecinos”. “Nos cuesta mucho creer que su tutora la atendía o le daba dinero porque Blanqui nunca tenía plata y se alimentaba de lo que picaba en cada una de nuestras casas”, destacaron, requiriendo que Delgado explique sobre las obligaciones
que debía ejercer como curadora.



“LA DEJARON MORIR”

Consultados sobre la tutela de Ramírez de Delgado sobre Blanca, Aguirre explica que la designación estuvo a cargo de la jueza Alicia Alcalá, a cargo del Juzgado de Familia Nº 2; a quien solicitarán que se expida al respecto ante Alfredo Alberto Soucasse, a cargo de la Fiscalía Nº 1, donde se encuentra la causa.





“Ella deberá demostrar y justificar ante el sistema judicial y con certificados escritos, qué gastos le deparaba mantener a Blanca; nos hemos enterado además que ella tenía una importante suma de dinero en una cuenta bancaria, entonces cómo puede ser que viva en esas condiciones si contaba con los medios económicos para llevar una vida digna”, resaltaron.



Los entrevistados aseguraron que su interés es que se establezcan cuáles eran las obligaciones de la curatela. “Nosotros no somos los que lo debemos requerir, pero como vecinos del lugar vamos a seguir paso a paso lo que decida la ley”, concluyeron.



UN ESCENARIO TERRORÍFICO


Los vecinos fueron los primeros en ingresar a la casa el día que hallaron a Blanca. Según los testigos, el desorden y el olor putrefacto que había en la vivienda evidenciaban el abandono del lugar. “No había luz, la cocina era un desastre y en la heladera había alimentos descompuestos; además de un perro muerto colgado en la escalera y en la habitación un gato seco al lado de su cuerpo”, marcaron.



Denuncian que desde ese domingo, no han asistido más a la vivienda y que aún hay animales vivos dentro de la misma”. Reclaman además el cuerpo de la sexagenaria para poder darle sepultura.