Lunes, 26 Marzo, 2012 - 21:48

Se abrió la Semana del Comercio con exposiciones
Castro asegura que a pesar de la sequía, la Argentina mantendrá un equilibrio económico "paradójico" en 2012

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Como parte de las actividades que organizó la Cámara de Comercio capitalina por el 90 aniversario, disertó este lunes el analista político y económico Jorge Castro, sobre la Argentina en el 2012 en el contexto regional y global.

Como parte de las actividades que organizó la Cámara de Comercio capitalina por el 90 aniversario, disertó este lunes el analista político y económico Jorge Castro, sobre la Argentina en el 2012 en el contexto regional y global.



Explicó cómo se desaceleró la economía nacional como producto de la salida de capitales y que la menor producción argentina de granos provocó un aumento de los precios internacionales, de los commodities agrícolas, que “paradójicamente” ha prácticamente compensado la pérdida experimentada por la sequía.



El doctor Jorge Castro expuso en el Salón Magaldi de la Cámara de Comercio de Resistencia sobre tendencias económicas para este año en la Argentina y su contexto global y regional.



DESACELERACIÓN DE LA ECONOMÍA POR LA SALIDA DE CAPITALES



Resumió la situación que atraviesa el país indicando que en los primeros tres meses del año la economía argentina “ha crecido 3%, es la mitad de lo que creció el año pasado, cuando la economía argentina se expandió 5.8%. Hay que tomar en cuenta que en el primer semestre del año, la economía argentina creció 8.5%, esto significa que la segunda parte del año hubo una desaceleración muy marcada en la economía del país.



El punto de inflexión entre el alto nivel de crecimiento de los primeros seis meses y luego la caída posterior es lo
que sucede en el mes de octubre, ese mes, la salida de capitales del país ascendió a 3.600 millones de dólares. Lo que esto significa es que desde enero a octubre salieron de la Argentina 22.500 millones de dólares y esto implicó pérdidas de reservas del Banco Central, desde el mes de julio a octubre se perdieron 7.500 millones de dólares de reservas. El resultado de esta salida de capitales fue una contracción financiera de envergadura, que a su vez tuvo como primera consecuencia una casi inmediata desaceleración o contracción económica”.



Indicó que “por eso es que la Argentina se desaceleró tan marcadamente en la segunda parte del año. La causa fundamental es de orden interno y está referida a la salida de capitales que el país ha tenido no solo el año pasado sino que este es un proceso que viene desde julio del 2007.



INDUSTRIA AUTOMOTRIZ



En este sentido hay que tomar en cuenta además dos factores externos que han contribuido y contribuyen al actual nivel de desaceleración de la economía del país: ante todo la situación brasileña en el sentido que la economía de este país creció el año 2011: 2.7%; el año anterior (2010) había crecido 7.5%, se desaceleró marcadamente. Brasil es absolutamente esencial para la Argentina, en lo que se refiere sobre todo a las exportaciones industriales especialmente de la industria automotriz.



En el 2011, la industria automotriz radicada en el país produjo y vendió 800 mil unidades. Más de 500 mil de esas 800 mil unidades se vendieron en el mercado brasileño. Esto significa que en realidad la Argentina no exporta unidades automotrices al mercado brasileño, sino que es parte del proceso de acumulación sobre todo industrial manufacturero de la industria automotriz brasileña. El grado de complementación y especialización de la industria automotriz argentina en relación a la brasileña es muy grande y creciente.



El resultado de esta desaceleración de esta economía brasileña es una menor demanda en Brasil y la menor demanda en Brasil ha implicado menores ventas de parte de la producción de la industria automotriz argentina.



EFECTOS DE LA SEQUÍA EN LA ECONOMÍA ARGENTINA Y EN EL MUNDO



El otro elemento que juega en este sentido de la desaceleración de la economía argentina es la sequía que la producción agrícola ha experimentado en el transcurso de la cosecha 2011-2012. Se han perdido entre 7 mil y 9 mil millones de dólares provenientes de la menor producción agrícola provocada por la sequía del año pasado hasta febrero de este año.



El resultado es, sin embargo, paradójico. Como la Argentina es un país fundamental en el mercado mundial de granos, la menor producción argentina de granos especialmente maíz, trigo y soja, el efecto que ha tenido ha sido un aumento de los precios en el mercado mundial. La menor producción argentina de granos ha provocado un aumento de los precios internacionales, de los commodities agrícolas que a su vez, ha prácticamente compensado la pérdida experimentada por la producción agrícola argentina derivada de la sequía.