Lunes, 26 Marzo, 2012 - 17:24

Paradoja de la historia
Suspenden al país beneficios de un sistema creado por argentino

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Sistema General de Preferencias (SGP) es, a grandes rasgos, una serie de beneficios arancelarios que los países desarrollados otorgan a los de menor poder económico para facilitarles sus exportaciones.

La anunciada suspensión a la Argentina de los beneficios que en este caso concede Estados Unidos, al margen de las razones esgrimidas por la administración de Barack Obama, no deja de ser una paradoja histórica, si se tiene en cuenta que el primer economista que lanzó la idea de un SGP fue el argentino Raúl Prebisch en 1964, en el marco de la Primera Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).



Atento a las dimensiones que comenzaba a tener por entonces el comercio internacional y la situación de desventajas tecnológicas, administrativas y de productividad de los países subdesarrollados, Prebisch esbozó un esquema de preferencias arancelarias que les permitiera competir en un pie de igualdad o, al menos, en condiciones menos desfavorables a las vigentes.



Desde 1974, Estados Unidos es uno de los dieciséis países "donantes de preferencias" y eligió a la Argentina como uno de los "beneficiarios".



Los productos que ingresan a Estados Unidos bajo el SGP lo hacen con arancel cero, pero esa preferencia es otorgada en forma unilateral, por lo que es facultad del gobierno de los Estados Unidos excluir o limitar los beneficios del programa para determinados productos o países.



Entre las razones por las que se puede suspender un producto (o un conjunto, o todos los productos de un país determinado) pueden señalarse el avance en el grado de desarrollo del país beneficiario, el nivel de competitividad que alcanzó el bien o servicio o que el país exportador lleve adelante "políticas o prácticas penalizadas por Estados Unidos", como parece ser el argumento de la sanción dada a conocer por Obama.



El régimen de SGP no abarca a todos los productos. Por ejemplo, entre los "no elegibles" (es decir, los no alcanzados por los beneficios y que deben pagar arancel normal) figuran algunos textiles y vestimenta, relojes, artículos electrónicos, productos siderúrgicos, calzado, productos de marroquinería, manufacturas y semimanufacturas de vidrio.



Pero la Secretaría de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales agrega a esa lista un ítem que deja un amplísimo margen de discrecionalidad: "todo otro producto que el Presidente de los EE.UU. determine que sea sensible a las importaciones". Entre los principales productos "elegibles" exportados por la Argentina a EE.UU se destacan autopartes, azúcar y sus derivados, cueros crudos y manufacturados, y ciertos productos químicos (ácidos carboxilicos, cloruros, bromuros y gelatinas y sus derivados).
Fuente: 
Agencia DyN