Sábado, 24 Marzo, 2012 - 21:08

APA indicó que la sequía tiende a agravarse en Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el 70 por ciento del territorio provincial el faltante de lluvias de febrero de 2012 alcanzó valores superiores al 50 por ciento. La titular del ente descentralizado consideró que esta realidad provoca un marcado déficit de humedad en el suelo y un descenso de las napas freáticas.

Mientras las condiciones de sequía siguen imperando en la provincia, desde la Administración Provincial del Agua (APA) se informó que las precipitaciones de febrero 2012 fueron claramente deficitarias en todo el territorio provincial, con excepción del área de influencia de El Espinillo.



En tanto, las lluvias de marzo siguen la misma línea del mes anterior; es decir, escasísimas precipitaciones en toda la provincia, con la excepción de una pequeña área ubicada en el litoral Paraguay – Paraná, pero que no cambian la situación general imperante.



La Dirección de Estudios Hídricos del organismo que preside Cristina Magnano elaboró un informe respecto a la realidad existente a marzo de 2012. “Las condiciones de sequía siguen imperando en la provincia, en particular en la zona central y El Impenetrable, cercano a Taco Pozo”, aseguró al respecto Hugo Rohrmann, director Estudios Hídricos. Esas condiciones de sequía vienen acompañando al presente año hidrológico setiembre 2011 a la fecha de marzo 2012, donde en la zona central, con neta actividad agropecuaria y agrícola por excelencia, con lluvias muy escasas.



Así, se desprende que en el 70 por ciento del territorio provincial el faltante de precipitaciones de febrero de este año alcanzó valores superiores al 50 por ciento. La situación de sequía se agrava si se tiene en cuenta que el presente año es continuación de los años anteriores: Desde setiembre 2002 hasta agosto 11, toda la provincia presenta déficit de precipitación, si se compara con las precipitaciones medias históricas, en valores variables entre 0 y 30 por ciento de déficit.



“En el presente año hidrológico, ya con casi siete meses si se considera marzo, falta un mes de precipitación, con el agravante que se está transitando por el período más lluvioso, que va desde octubre a abril de cada año”, destacó el profesional. Del mismo modo, en los últimos nueve años y medio, en toda la provincia está faltando un año o más de precipitación, “muestra clara de las condiciones de sequía en superficie, en humedad y agua subterránea”.



DIFÍCIL SITUACIÓN

“La suma de las situaciones planteadas del presente año hidrológico y los nueve años anteriores, indica que lamentablemente tiende a agravarse la situación de sequía, con epicentro en el centro provincial. Esto significa que falta entre uno y dos años de lluvia en los últimos nueve años y medio”, destacó Magnano.



La titular del ente descentralizado consideró que esta realidad provoca un marcado déficit de humedad en el suelo y un descenso de las napas freáticas, que impactan en las alternativas de fuentes de agua para las poblaciones del interior provincial que no tienen otro recurso, más que el exceso de lluvia y su incidencia en reservorios superficiales y almacenamientos subterráneos.



El reiterado panorama de precipitaciones menores a la evaporación, significa que las aguas subterráneas se secan, se profundizan o directamente se salinizan, disminuyendo la posibilidad de utilizar esta fuente como oferta de agua. “Este panorama preocupante para la población en general repercute en la actividad agropecuaria, donde los faltantes de agua de lluvia, en los reservorios, en humedad y en agua subterránea, implican pérdidas y bajas de rendimientos significativas”, concluyó.



En cuanto a las combinaciones de precipitaciones ocurridas durante febrero de 2012, se supo que la localidad con mayor precipitación fue San Martín, con un registro de 93 milímetros. En tanto, el pueblo con menor precipitación resultó Taco Pozo, donde no se observaron lluvias.



La localidad con mayor diferencia positiva fue El Espinillo, con el 11 por ciento; mientras que la comunidad con mayor anomalía negativa resultó Taco Pozo, con el 100 %. Respecto al año hidrológico que va desde septiembre de 2011a febrero de 2012, la localidad de mayor precipitación fue Basail, con 876 mm; en tanto la de menor precipitación fue Campo Largo, con 318 mm.



PERSPECTIVAS METEOROLÓGICAS

El informe presentado por el Servicio Meteorológico Nacional, con las perspectivas de precipitaciones de marzo a mayo, establece precipitaciones normales o inferiores a las normales (N-IN) para el litoral de la provincia (Centroeste) y normales para el Oeste provincial. En el caso de las temperaturas prevé para esos mismos meses, valores superiores a los normales en el Este provincial, y valores normales para el resto de la provincia. “Es dable esperar una continuidad del panorama de escasas precipitaciones”, finalizó Rohrmann.



ALGUNAS RECOMENDACIONES

Ante esta situación imperante, la APA emitió algunas recomendaciones. A saber: Prever el abastecimiento a las poblaciones llevando agua; drásticas medidas de reducción de consumo de agua; almacenamiento de agua en represas, aljibes, tanques y construcción de acueductos para abastecer de agua a la población del interior provincial.