Sábado, 24 Marzo, 2012 - 20:11

Correo de nuestros lectores
Pacientes vs. Médicos: Todos contra el Plus

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hace unos días volvió a surgir en la sociedad y en los medios el tema del “cobro del plus” por parte de los médicos. Antes de seguir y para que quede claro, estoy como todos, en contra del cobro de dicho adicional. Ahora bien, tendríamos que pensar porque se llegó a esta situación.

Ante el incumplimiento reiterado del contrato con el InSSSeP en el pago de las prestaciones, los profesionales de la salud recurrieron a esta modalidad que reitero, no comparto, pero también es cierto que no podemos desconocer el carácter alimentario que tienen los honorarios médicos para la gran mayoría de los que ejercen el arte de curar.



La deuda creció, los médicos siguen sin cobrar en tiempo y forma y fundamentalmente los afiliados sin la cobertura por la que todos los meses abonan, sin excepción. De algo estamos seguros, los descuentos por obra social en los recibos existen y el dinero es descontado. La sociedad, ante los hechos, comienza a preguntarse ¿qué hace el estado provincial empleador con dicha sumas de dinero? Según dichos del ex presidente de la institución a diversos medios de comunicación, el gobierno provincial
no remitía las sumas correspondientes.



¿Cuánto se invierte en salud para los afiliados de la obra social de la provincia? Como por arte de magia, y ante los reclamos de gremios y afiliados, el Diputado Fabricio Bolatti presenta el proyecto de Ley Nº 3826/11, pretendiendo con esto solucionar el problema. Este proyecto es desde ya inconstitucional por cuanto:



-Viola la autonomía de la voluntad, ya que pretende legislar por sobre el contrato de locación de servicio firmado por las partes, que dada la naturaleza jurídica del mismo, es de derecho común, excede la competencia que la constitución le otorga al legislador.

-Pretende disponer sobre contratos pactados entre los prestadores de salud con otras obras sociales.

-No define al objeto de la Ley, es decir indeterminadamente menciona la conducta punible, las sanciones previstas para el profesional que cobra plus es imprecisa pero violatoria del principio non bis in idem, ya que sanciona a través del Decreto Nº 527/55 del contrato de servicio y además permite a
la Ley Nº 4044 suspender preventivamente al prestador mientras se sustancia la investigación.



-No obliga al cumplimiento correlativo del contrato por parte de la obra social, solo impone conductas y sanciones para los prestadores médicos.

-Inmiscuye en la relación contractual de derecho común entre privados y
un organismo autárquico y funcionalmente autónomo, como es el InSSSeP, al Ministerio de Salud de la Provincia, que ya tiene variadas e incumplidas funciones de fiscalización.



Días más tarde el mismo legislador presenta otro proyecto de Ley Nº 4110/11, modificando la que aprueba la “Declaración de los Derechos del Paciente” planteándose una contradicción entre lo que propone en el proyecto anterior: erradicar “el Plus” y en este proyecto: permitir el pago del mismo si estuviere conveniado.
De una vez por todas hay que hablar claro, la relación contractual entre el InSSSeP y los prestadores médicos se da en el marco de un contrato de derecho común por lo cual ante el incumplimiento de las cláusulas por cualquiera de las partes debe ser dirimida en la justicia ordinaria.



No debemos perder de vista que somos cautivos de un sistema corrupto. Como trabajadores del estado no hay opción de elegir la obra social
y como prestadores de la salud tampoco hay opción de salir del sistema, ya que la masa de empleados estatales, sus familias y los adherentes al Instituto son el porcentaje más alto de la población del Chaco. Debemos darnos cuenta que se pretende enfrentar al afiliado del InSSSeP con los médicos, y que en definitiva
no son más que dos partes estafadas por el mismo Instituto y el gobierno provincial.



Entre todos presionemos para que el gobierno remita las partidas correspondientes en concepto de obra social al InSSSeP para que este pague como es debido, en tiempo, forma y con aranceles adecuados a los prestadores de la salud para gozar de una cobertura médica de calidad sin tener que abonar “Plus”.



(*) Abogada