Sábado, 24 Marzo, 2012 - 20:03

Correo de nuestros lectores
"El restaurador de la memoria"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A 36 años de del golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1.976 creo que las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo se merecen, una vez más, el homenaje y reconocimiento a su lucha por la memoria, verdad y justicia, junto a las organizaciones de derechos humanos y otros notables y anónimos luchadores.

Pero del año 83 a estos días hubo muchas claudicaciones en el mismo sentido: Ley de Obediencia Debida y
Punto Final más el Indulto bochornoso e inaceptable otorgado a genocidas, violadores, ladrones y secuestradores.



Entonces a esas renuncias, agachadas y traiciones…a esa “amnesia” impuesta por el la década infame del menemismo, quiero contraponer –me siento obligado- y destacar la orden del presidente
Néstor Kirchner al jefe del ejército, Roberto Bendini de bajar el cuadro de Videla del Colegio Militar, “Proceda” ordenó “Lupín”. En un acto simple pero con una gigantesca carga emotiva que se transporta hasta hoy reproduciéndose en las ideas de los jóvenes que gracias a él han vuelto a creer y militar en política.



Creo que merece ser conocido y recordado como “El restaurador de la memoria” en la lucha contra la impunidad. Por supuesto que es más destacable que el acto de bajar un cuadro del genocida, el pleno sometimiento a la justicia de los responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar que impulsó desde 2003.
O tal vez la adhesión a la Convención de las Naciones Unidas sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad y la declaración de nulidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. O quizá la declaración de inconstitucionalidad de los decretos de indultos que gozaban militares procesados.



Pero con esa acción logró un
impacto en el inconciente colectivo que jamás imaginó.





(*) DNI 20.117.472