Miércoles, 21 Marzo, 2012 - 18:50

Por su participación en la dictadura
La Legislatura retira retratos y fotografías de Ruiz Palacios

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles, un proyecto de Resolución que ordena el retiro de todo tipo de homenaje o distinción al Coronel José David Ruiz Palacios en el ámbito de la Legislatura, por su condición de ex funcionario de la dictadura militar.

El fundamento de la iniciativa que fue autoría del diputado Carlos Martínez con el acompañamiento de los diputados Egidio García, Elba Altamiranda, Fabricio Bolatti y Raúl Acosta, recuerda que “el Coronel José David Ruiz Palacios fue Subsecretario de Asuntos Institucionales del Ministerio del Interior bajo el mando del genocida Albano Harguindeguy y desde allí tuvo a su cargo la coordinación de enlace con los distintos grupos operativos de represión. En 1981 el gabinete del dictador Roberto Viola le concedió la gobernación de facto de la provincia del Chaco”.



La diputada Delia González se abstuvo de votar expresando que “hay una parte en la que no coincido, que es en el retiro del cuadro”, y propuso que el retrato permanezca “con una leyenda que expresara que
Ruiz Palacios fue uno de los protagonistas de la historia más oscura de la Argentina”.



“La participación de Ruiz Palacios como partícipe de la sangrienta dictadura que sucedió al avasallamiento de la institucionalidad democrática ocurrida hace 36 años, es contraria a todos los valores que representa esta Cámara”, expresó Martínez, “un cuarto de siglo después de la recuperación de la democracia podemos decir que se ha ido generando un proceso histórico que recuperó un lenguaje y cultura de ciudadanía ligada a la legitimidad y vigencia de las instituciones republicanas, aunque no podamos asegurar, por desgracia, que se trate de un proceso irreversible y consolidado”.



“El ejercicio constante de la memoria histórica en nuestro país fundado en la lucha y el compromiso de diferentes personalidades, organismos de derechos humanos y movimientos sociales va mas allá de un simple revisionismo, implica una práctica de construcción democrática y es, además, una responsabilidad institucional”, concluyó.