Miércoles, 21 Marzo, 2012 - 08:18

7.700 años de cárcel para 5 ex paramilitares en Guatemala

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un tribunal penal de Guatemala los condenó este martes. En en julio de 1982 asesinaron a 256 indígenas de la etnia achí. La matanza de “Plan de Sánchez” ocurrió durante la dictadura del general Efraín Ríos Montt, que terminó en 1996.





La juez Jazmín Barrios condenó a cada uno de ellos a 30 años de cárcel inconmutables por cada asesinato, a los que sumó otros 30 años por delitos de lesa humanidad. En la sentencia se aclara que los paramilitares sólo cumplirán 50 años, la pena máxima contemplada en el Código Penal del país. En la sentencia, la presidenta del tribunal consideró que había quedado demostrada la participación de los acusados en la matanza.



Los sentenciados, miembros de las tenebrosas Patrullas de Autodefensa Civil (PAC, voluntarios utilizados por el Ejército para las tareas sucias), negaron todo el tiempo su participación en el hecho, aunque uno de ellos, Lucas Tecú, comentó que sólo cumplieron órdenes. “No sé por qué no investigan al resto de la compañía, porque nosotros sólo cumplimos órdenes”, dijo Tecú al matutino Nuestro Diario.



Durante el juicio, uno de los sobrevivientes, Manuel Jerónimo, entonces un niño, dijo que logró ocultarse tras unos árboles donde vio cómo los militares entraron en las viviendas y tomaron como prisioneros a todos los residentes de la aldea. Posteriormente separaron a las mujeres jóvenes, a quienes violaron, torturaron, ejecutaron y sepultaron sus cuerpos en fosas comunes.



Otro testigo, Salvador Jerónimo, señaló que encerraron a los aldeanos en sus ranchos de paja, a los que rociaron de gasolina y prendieron fuego. “Se oían gritos desesperados, hasta que todo quedó en silencio”, relató entre lágrimas.



Los condenados fueron identificados como Eusebio Grace, Julián y Mario Acoj, Santos Rosales y Lucas Tecú. Además de las penas de prisión, el Tribunal ordenó a los ministerios de Educación y de Cultura elaborar documentales pedagógicos para honrar la memoria de las víctimas.



La masacre del Plan de Sánchez es una de las más de 600 ocurridas durante la guerra civil, documentadas por una Comisión de la Verdad de Naciones Unidas. La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó en abril de 2004 al Estado de Guatemala por este caso y le ordenó investigar y perseguir penalmente a los responsables.



Hace una semana, la justicia guatemalteca condenó a 6.060 años de prisión al exmilitar Pedro Pimentel por su participación en otra masacre, la perpetrada también en 1982 en la comunidad rural de Las Dos Erres, en el departamento norteño del Petén, en la que murieron 201 campesinos. La matanza tuvo lugar durante el régimen del general golpista José Efraín Ríos Montt, que tiene abierto un proceso judicial por genocidio y está desde enero en arresto domiciliario.
Fuente: 
El País.