Martes, 20 Marzo, 2012 - 09:27

"Me creí Dios" confesó uno de los enfermeros uruguayos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Uno de los enfermeros uruguayos acusados de asesinar al menos 16 personas bajo la excusa de ser enfermos terminales se manifestó su arrepentimiento y confesó que se creyó Dios.

Me creí Dios, me equivoqué y ahora estoy arrepentido”, declaró Ariel Acevedo al juez Rolando Vomero, quien mandó un comunicado urgente donde confirmaba que procesó a Marcelo Pereira por cinco homicidios y a Acevedo por al
menos 11 muertes.



Sin embargo, los investigadores siguen la pista de otros 200 casos en los que también se habría asesinado a pacientes inyectándoles lidocaína, morfina y aire.



En tanto, si bien en un primer momento no podían confirmar si los crímenes fueron realizados en forma conjunta, el lunes se constató que los dos enfermeros son amigos.



Al respecto, la defensora de Acevedo, Inés Massiotti, señaló que eran amigos “a tal punto que era el padrino de la hija de Pereira”.



Los acusados están imputados por el delito de homicidio muy especialmente agravado en reiteración real y podrían darles entre 10 y 24 años de prisión.