Lunes, 19 Marzo, 2012 - 19:05

Luego de la polémica
Perú canceló por "solidaridad" la visita de fragata británica a puerto en Lima

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobierno de Perú decidió por "solidaridad latinoamericana" cancelar la autorización para que una fragata de guerra británica arribe al puerto de Lima durante 4 días para una visita protocolar, tras el apoyo de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) al reclamo argentino sobre Malvinas.

El ministro de Relaciones Exteriores del Perú, Rafael Roncagliolo, afirmó que "ha quedado sin efecto" la visita de la fragata de la Armada Real HMS Montrose a la Base Naval del Callao.



"Esta decisión ha sido adoptada en el espíritu de los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de Unasur respecto de los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes", precisó en declaraciones a la agencia Andina.



Según trascendió hoy, el gobierno peruano había autorizado en un principio que la nave HMS Montrose llegue el próximo jueves con 183 tripulantes al puerto El Callao, donde tenía previsto permanecer allí hasta el lunes 26 como huésped de la Marina del Perú.

El Poder Ejecutivo peruano había enviado un proyecto de ley a la Comisión de Defensa del Congreso en el que pidió la aprobación de la visita protocolar del Montrose "de acuerdo al Programa de Actividades Operacionales de las Fuerzas Armadas del Perú con Fuerzas Armadas Extranjeras".



Esa resolución legislativa autorizaba "el ingreso de unidades navales y personal militar extranjero al territorio nacional", indica el texto publicado en la página oficial del Gobierno de Perú.



La fragata clase 23 Montrose, equipada con un sistema de lanzamiento vertical de misiles Sea Wolf, torpedos antisubmarinos y un helicóptero Lynx, patrulló el Atlántico Sur desde noviembre de 2011 y se estima que será reemplazada por el destructor clase 45 HMS Dauntless, de mayor envergadura y actualmente de camino a Malvinas.



La nave de guerra británica iba a arribar a Lima pocos días después de que el viceministro del Foreign Office, Jeremy Browne, se entrevistara con el presidente del Perú, Ollanta Humala.



En febrero pasado, Humala le había enviado a su par Cristina Fernández una carta en la que manifestaba su respaldo al gobierno argentino respecto de su reclamo de soberanía de las Islas Malvinas.



Por tal motivo y a poco de cumplirse un nuevo aniversario de la Guerra de Malvinas, Perú decidió hoy cancelar la visita de la fragata británica en "solidaridad latinoamericana".



En ese sentido, el senador nacional por el Frente para la Victoria Daniel Filmus celebró esa determinación y aseguró que "la actitud de Perú es una señal del fortalecimiento de la región en la defensa de intereses comunes, y va en línea con el endurecimiento de la política exterior de la Argentina hacia la usurpación de las islas Malvinas".



"Los cancilleres del Mercosur acordaron que no permitirán en sus puertos el arribo de barcos con bandera de Malvinas, en apoyo a la República Argentina, y esta medida no hace más que confirmar esa postura", afirmó Filmus en un comunicado.



Por su parte, el diputado nacional por la UCR Julio Martínez afirmó que "todavía la herida por nuestras Malvinas no ha sanado y esta presencia tan cerca de nuestro país es otra ostentación de fuerza y provocación que nos hace el Reino Unido".



Hace unos días atrás, la Unión de Naciones Suramericanas respaldó en Asunción del Paraguay el reclamo de la Argentina por la soberanía de las Islas y se manifestó en contra de la presencia militar británica en el Atlántico Sur.