Lunes, 19 Marzo, 2012 - 18:23

Este lunes
"Se llevaron el ahorro de toda una vida", habría dicho el propietario de la vivienda asaltada en Sáenz Peña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los integrantes de la familia que sufrió el robo de aproximadamente US$ 100.000 en su vivienda,pudieron prestar declaración después del mediodía en sede policial. Según trascendió, el propietario de la vivienda habría comentado que se llevaron “el ahorro de toda una vida”.

Un familiar cercano al matrimonio afectado por el robo reconoció que los dos propietarios “estaban muy mal tras conocerse la noticia, les afectó mucho esta situación”- dijo- al tiempo que al consultársele sobre lo que se habían llevado los malvivientes no pudo confirmar la cifra, pero aseguró que su cuñado le había dicho que se llevaron el “ahorro de toda una vida”.



Conmocionados aun por la noticia después del mediodía pudieron recuperarse y
prestar declaración en sede policial al tiempo que designaron un abogado.



Cuando ocurrió el robo en la vivienda no había nadie, “parece que los ladrones estaban esperando arriba del techo que ellos saliera y recién ahí entraron por el ventiluz del baño”, comentó.



La familia no tiene sospechas de quienes pudieron haber sido, pero la policía les había preguntado al matrimonio si alguien más ingresaba a dicho domicilio y ellos obviamente dijeron que tenían una empleada que trabajaba con ellos de hacía muchos años, pero que tienen absoluta confían en ella.
Mas allá de esto la policía fue a buscar a la empleada para tomarle declaración y los efectivos comprobaron que esta mujer tiene familiares con graves antecedentes policiales, “uno de ellos es muy terrible”, dijeron por lo bajo.



La policía se movió muy rápido, la División Investigaciones es la que está trabajando de lleno en este caso para dar con los malvivientes,
tras las primeras pericias se supo que habrían actuado al menos dos personas en este atraco.



Otro dato que se supo en el marco de estas investigaciones es que, la caja que los malvivientes abandonaron en la calle se encontraba ubicada dentro de un mueble y no empotrado en la pared, en un lugar que solo el matrimonio conocía.