Domingo, 18 Marzo, 2012 - 12:41

El arzobispo de Corrientes pidió "respeto por la vida hasta su término natural", en caso de menores abusadas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Andrés Stanovnik, manifestó ayer su “conmoción e indignación” por los casos de niñas que llevan adelante embarazos como consecuencia de abusos, y al mismo tiempo pidió que toda vida humana “sea respetada y protegida”. La Justicia investiga si se trata de violaciones.





Aludió así a los casos de una nena de diez años que cursa un embarazo de 26 semanas, al parecer abusada por un adolescente de 16, y otra de 12, también encinta, cuya madre aseguró que es el fruto de una relación “consentida” entre la niña y un muchacho de 19 años. Ambas fueron internadas en el Hospital Vidal, de la capital correntina, aunque la más chiquita fue dada de alta ayer y derivada a un hogar designado por la jueza de menores, donde permanecerá hasta el momento del parto.



“Aun en medio de la conmoción e indignación que produjo el hecho, es importante recordar que toda vida humana es un don de Dios y que como tal debe ser respetada y protegida desde el inicio, y luego en todas las fases de su desarrollo, hasta su término natural”, agregó Stanovnik.



En los casos de las dos niñas embarazadas, la Justicia de Menores de Corrientes investiga los abusos perpetrados. Si bien las familias no presentaron denuncias, para la ley se trata de violaciones a menores de edad.
Fuente: 
Tiempo Argentino.