Sábado, 17 Marzo, 2012 - 10:58

Correo de nuestros lectores
Te extrañamos "Cura Gaucho"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aunque nació un 16 de marzo de 1840, sus padres Don Ignacio y Doña Petrona, lo inscribieron el día 17 con el nombre de Gabriel del Rosario Brochero. Abrazó la vocación sacerdotal ordenándose el 10 de diciembre de 1866.

Trabajaba personalmente con los seminaristas arremangándose la sotana y descalzo. Con una mula prestada comenzó a amasar barro para construir ladrillos que luego fueron utilizados por los humildes
vecinos de la zona de Traslasierra, Córdoba para construir sus viviendas.



Ideó y construyó junto a su pueblo el primer camino de piedra para que pudieran llegar a los centros de atención médica más cercanos, atendió a los enfermos de lepra en la gran epidemia y se contagió de la misma, pero siguió trabajando junto a sus fieles, luchó incansablemente para sacar al Oeste Cordobés del aislamiento, proyectó la construcción de un ramal ferroviario, consiguiendo que el mismo fuera aprobado por Ley de la Nación, pero igual que hoy no pudo ver cumplido ese sueño…Ya anciano, ciego, leproso y envuelto en la mayor pobreza, murió serenamente el 26 de enero de 1914. Sus restos descansan en la capilla de la Casa de Ejercicios, en Villa Cura Brochero.



No podemos escapar a la odiosa tentación de efectuar por medio de la palabra, comparaciones que nos reviven la angustia y dolor por los que ha transitado el querido “Cura Gaucho”.



Están hoy confundidos los roles de tal manera que,
clientelismo político, dadivas, extorsiones, chicanas intentan parecerse a “solidaridad”.



Más de 120 mil almas reclamaron en distintas rutas del país por el sinceramiento en los planes que destina el gobierno para las diferentes Cooperativas de trabajo que se han organizado a modo de paliativo, con un mísero haber de 1.200 pesos mensuales por cada integrante y lo mas asombroso es que en esta oportunidad ( aún no coincidiendo con la metodología de los cortes de tránsito) debemos reconocer el enojo de los “piqueteros”, ya que solo reclamaban justicia en la distribución, dejando
una vez por todas de lado el “clientelismo”.



Ya no se puede engañar mas al pobre, no se puede manipular al necesitado y fue en la propia Casa Rosada con el discurso de la señora presidente cuando se agravó este conflicto pues prometió aumento en sus remuneraciones, pero solo al 20 por ciento de los trabajadores. Esa cruel forma de discriminación y viniendo de la propia Jefe de Estado, enardeció a quienes pugnaban por la igualdad en todo sentido. Habiendo una Ministro de Desarrollo Social (Alicia Kirschner) encargada de solucionar el tema, fue la presidente quien echó más nafta al fuego (parece que ya es costumbre querer estar en todo y al final no está en ningún lado).



Ahora es costumbre en el Gobierno Central responder a las críticas con groserías de cualquier integrante
menos de quien debe responder. Si el tren causó 51 muertes y 700 heridos, opinó un Concejal y no un Ministro, y si alguien se enoja con el problema de la salud, responde Aníbal Fernández o algún piquetero amigo del poder. Lo propio ocurrió ayer, cuando una vez más la Ministro de Desarrollo Social y fiel al estilo familiar, guardó su anatomía en un lujoso despacho y envió a poner la cara nada menos que a la Ministro de Seguridad de la Nación
Nilda Garré quien no tuvo ningún problema en acusar a Pino Solanas,
Pitrola,
Ripol como culpables de los cortes que tuvieron locos a Porteños y no Porteños, recibiendo por lógica una enorme cantidad de comentarios críticos por parte de acusados y simpatizantes.



La soga que durmió a la intemperie muchos años, se está resecando y sus hebras debilitando. Seguimos observando lamentablemente como estos dirigentes políticos, devotos del conflicto, siguen practicando el “divide y reinarás” y bueno sería recordar que en el año 1807, en la Madrileña localidad de Aranjuez, se produce el motín que lleva su nombre, al insubordinarse soldados, campesinos y sirvientes del Palacio Real, obligando al Rey Carlos IV a destituir a su Primer Ministro Godoy repudiado por el pueblo español.



Argentina tiene casi Reina y los miembros de la Corte se están quedando sin el apoyo del pueblo sometido, ese mismo pueblo que en algún momento, engañado por promesas de conquistadores cual espejitos de colores, creyó en ellos. Hoy el pueblo aprendió que no se puede dividir y la unión de voluntades es la mejor arma para combatir al enemigo que ya no se oculta la desnutrición, retorno de enfermedades que habían desaparecido, secuestros, muertes, trata de blancas corrupción y soberbia.



Todavía están a tiempo de redimirse, si es que tienen voluntad, desde el cielo el “Cura Brochero" seguro lo agradecerá.



(*) DNI 7788556 Resistencia - Chaco