Sábado, 17 Marzo, 2012 - 08:29

Naciones Unidas alerta sobre la expansión de la represión siria en la región

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"Una escalada de violencia con impacto en la región será extremadamente difícil de manejar", advirtió Kofi Annan, quien fracasó en su intento por negociar una solución con Al Assad. Por la matanza del régimen, ya son más de 9.000 los muertos.

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, afirmó que hay que tratar el conflicto sirio con mucha cautela para evitar que se amplíe a toda la región.



"Tenemos que tratar la situación con mucho cuidado. Tendemos a centrarnos en Siria, pero cualquier cálculo mal hecho que conduzca a una escalada de violencia con impacto en la región será extremadamente difícil de manejar", dijo Annan en rueda de prensa tras mantener una videoconferencia con el Consejo de Seguridad.



"Compartí con el Consejo de Seguridad las consultas que mantuve en Siria y los llamamientos que hice por todo el mundo para asegurar que hay un apoyo sólido a la misión y todos estamos de acuerdo en un proceso de mediación", aseveró.



El ex secretario general de la ONU hizo especial hincapié en recordar que la región donde se sitúa Siria "vivió acontecimientos dramáticos", por lo que pidió tiempo para poder resolver la crisis.



"El tiempo siempre es un factor en las negociaciones. Cada crisis tiene sus especificidades. Lo que es importante para nosotros es asegurar que la otra parte se compromete seriamente. Creo que mientras las discusiones y las conversaciones sean significativas, hay que continuarlas", afirmó.



Annan anunció que designó a un grupo de trabajo que volverá este fin de semana a Damasco para proseguir las conversaciones con el régimen sirio.



"En el momento adecuado, cuando se haya conseguido un progreso suficiente, yo estaré preparado para volver a la región", subrayó.



Annan declinó explicar si hubo avances en algún ámbito tras su entrevista el fin de semana pasado en Damasco con el dictador sirio Bashar al Assad y varios de sus ministros, y sólo se limitó a decir que este se mostró "receptivo y correcto".



El enviado especial recordó que hizo tres peticiones muy concretas a Al Assad: acabar con el baño de sangre; establecer conversaciones políticas creíbles; y permitir el acceso humanitario al país, aunque no quiso precisar si ha obtenido respuesta a alguna de ellas.



Precisamente, cuestionado sobre la legitimidad y eficacia que puede tener la misión de evaluación que la ONU va a llevar a cabo este fin de semana para determinar las necesidades humanitarias en el país dado que está controlada por el régimen sirio, Annan afirmó que "es la única manera", porque es el ejecutivo "quien controla el territorio".



Por otra parte, se presentó el borrador de resolución sobre Siria que será votado la próxima semana en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.



La resolución, presentada por la Unión Europea con el apoyo del Grupo Árabe, reitera la condena al régimen de Bashar al Assad por las masacres cometidas, recordando que constituyen no sólo flagrantes violaciones a los derechos humanos, sino crímenes contra la humanidad, tal y como fue constatado por la Misión de Investigación.
Fuente: 
Infobae