Viernes, 16 Marzo, 2012 - 20:35

Niz acusó al Gobierno de no respetar acuerdos y de pretender encender un conflicto entre trabajadores

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Secretario General de UPCP, José Niz cargó contra el gobernador y consideró que es su “responsabilidad rechazar en nombre de los trabajadores del sector público declaraciones poco felices del gobernador” en relación a la Ley 6.655 y defender su “dignidad”.

“No puedo menos que lamentar
que el Gobernador ponga en evidencia que desconoce los alcances de la Ley 6655, cuya sanción él mismo promovió aquel 14 de agosto de 2010 en un Salón Obligado repleto, en el que
puso como eje de su gestión el fin de la precarización laboral”, expresó Niz.



El secretario general de UPCP continuó diciendo que “ahora que ganó las elecciones con el 67% de los votos, parece haberse olvidado de su compromiso de terminar con el trabajo en negro
en
el Estado Provincial”.



Niz, agregó que la Ley 6655,
“es clara y contundente, los contratados de locación de servicios, contratados de obra y jornalizados nominados en las planillas anexas a la Ley tienen el derecho de pasar a planta”.



“Por imperio del Decreto 1249/2011 -firmado por el Gobernador- reglamentario de la Ley los Programas de Entrenamiento Laboral
(PEL)
también adquieren el derecho a pasar a planta, atento un convenio suscripto por la provincia con el Ministerio de Trabajo de la Nación”, indicó.



Explicó, además, el dirigente sindical que “en el caso de los becados, jornalizados no incluidos en el artículo 1, programas y conveniados la Ley les da la oportunidad de pasar a planta, conforme las necesidades institucionales”.



“Es decir que todas las declaraciones que se puedan hacer no son más que eso meras afirmaciones carentes de fundamento legal”, agregó Niz.

“Es preocupante que la persona a quien se le han confiado los destinos de la provincia, desconozca una Ley que él está obligado por imperio constitucional a reglamentar
sin desnaturalizar su espíritu y a cumplir, aunque estimó el dirigente que puede ser
producto de un
mal asesoramiento”, señaló.



“La mesura es un valor
que debe estar presente en los dirigentes sobre todo cuando se representa al Ejecutivo
que es el que no ha cumplido los acuerdos, olvidando que los pactos se firman para ser cumplidos, así lo marca el principio de buena fe en las relaciones entre trabajadores y empleadora”, destacó Niz.



“Para acusar al sindicato mayoritario, hay que tener aval moral, y el gobernante sólo tiene aval moral en la medida que no abusa de sus trabajadores”, consideró el dirigente.



“Los empleados del sector público siempre hemos sido utilizados como variable de ajuste,
y en este gobierno que debería honrar
la
historia de defensa de los derechos de los trabajadores, se pone al hombre al servicio de la economía, cuando nuestra Constitución provincial
se base en el principio de que la economía está al servicio del hombre”, subrayó Niz.



En un análisis de la realidad actual, señaló que “se falta a la verdad cuando se afirma que una administración razonable se basa en no cumplir la Ley de pase a planta y en pagar salarios que no cubren ni la canasta básica, las políticas de estado deben estar orientadas a la felicidad del pueblo y
con estas acciones se demuestra que ese no es el objetivo de este Gobierno”.

“Se pretende desde el gobierno encender un conflicto
entre
trabajadores, decir que no se van a poder pagar los sueldos, que los jubilados no van a cobrar, carece de sustento técnico, en realidad lo que debería hacer el gobierno es ponerse al día con el In.S.S.Se,P. y transferir las elevadas sumas que adeuda”, sostuvo.



“Basta de abusos, que no culpen más a los trabajadores de
la falta de racionalidad en la administración de los recursos, tenemos 17.000 precarizados y se crearon más de 500 cargos para llamar a concursos, y quienes están esperando
su pase a planta siguen en una situación de precariedad laboral”, agregó.



“Los servicios del Estado crecieron exponencialmente,
se abrieron nuevos hospitales, centros de salud, instituciones de asistencia social pero más del 80% sigue sin ser regularizado, no se analizan las necesidades institucionales, las bajas por jubilación o por retiros, en resúmen este gobierno no tiene una política en materia de recursos humanos y esta la razón por la cual estamos en esta situación por la ausencia de políticas serias y razonables, los trabajadores no somos irracionales porque no fuimos elegidos para gobernar”, concluyó.